Hallan vehículo que trató de embestir a barra de Tigres durante gresca con La Adicción

MONTERREY, N.L., (apro).- El coche que embistió a aficionados de la barra Libres y Lokos de Tigres, en la riña campal que protagonizaron el domingo pasado con seguidores de La Adicción, de Rayados, fue localizado.

El auto, un Ford Lincoln Town Car modelo 1993, oscuro, con placas de circulación de Nuevo León fue encontrado abandonado en la calle Hacienda de Santa Bárbara, frente al domicilio número 336, de la colonia Hacienda del Sol, en el municipio conurbado de García, a 30 kilómetros al poniente de la capital.

Durante la riña ocurrida el 23 de septiembre, previa al Clásico 117, el coche ingresó a alta velocidad por la avenida Aztlán, y arremetió contra seguidores del equipo felino, aunque, al parecer, no arrolló a ninguno.

El coche se introdujo en el estacionamiento de un centro comercial y se perdió entre las calles del sector, al norte de la capital.

El Lincoln estaba cubierto por el parabrisas con una lona y la leyenda Midas. Adentro, los investigadores encontraron un paliacate azul, un pantalón color beige, una playera sucia y huellas en el interior.

Hasta ahora, la Fiscalía no ha revelado quién es el propietario y quién lo conducía al momento de los hechos.

Como saldo de aquella riña resultó herido de gravedad Rodolfo Manuel Palomo Gámez, de 21 años, quien presentaba una contusión profunda en el cráneo, además de una herida punzante en el costado derecho.

El joven, integrante de la barra Libres y Lokos, aún está en condición crítica, pero su lesión ha evolucionado favorablemente y se reporta que hoy ya ha registrado movimiento en las extremidades.

Comentarios