A 50 años del 68, no se ha llegado a la verdad y a la justicia: CNDH

El ombudsman nacional, Luis Raúl González, en su participación en la declaratoria de Tlatelolco. Foto: Miguel Dimayuga El ombudsman nacional, Luis Raúl González, en su participación en la declaratoria de Tlatelolco. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– En la tarde previa al 2 de octubre, quedó claro que aún no hay justicia ni verdad alrededor de la matanza de estudiantes ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas hace 50 años.

Al participar en la declaratoria de Tlatelolco como patrimonio cultural intangible y como sitio emblemático de la memoria histórica de la Ciudad de México, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl González Pérez, soltó ante las decenas de personas que abarrotaron el auditorio “Alfonso García Robles” del Centro Cultural Universitario Tlatelolco:

“A 50 años no existe verdad ni justicia sobre lo ocurrido el 2 de octubre de 1968. En el contexto de transformación que vive el país, sería deseable que un primer ejercicio de diálogo y apertura para la verdad y la reconciliación se diera sobre estos hechos”.

Frente a integrantes del Comité 68; el jefe de gobierno, José Ramón Amieva; y el rector de la UNAM, Enrique Graue; el <em>ombudsman</em> abundó:

“El acto que hoy nos convoca abona a la construcción de esa memoria histórica necesaria para prevenir el olvido, pero, sobre todo, para fomentar el conocimiento de lo que pasó y el entendimiento de las causas”.

González Pérez fue más allá al reconocer que la represión de estudiantes fue propiciada por el estado, mismo que “ha llegado a tolerar o ser partícipe de otros hechos como Aguas Blancas, Acteal, Apatzingán e Iguala, dentro del contexto de violencia y descomposición social del ascenso del narcotráfico y su combate”.

En el contexto de la declaración, también fue presentada la plataforma digital M68: ciudadanías en movimiento, <a href=”https://www.m68.mx”>https://www.m68.mx</a>, la cual pretende “poner rostro y nombre a los afectados para darles identidad, así como vincular el movimiento de 1968 con la realidad actual del país”.

No es cualquier plataforma. Se trata de la base de datos más grande sobre movimientos sociales en México, ya que incluye archivos de otras etapas históricas del país y contendrá en su primera etapa alrededor de 25 mil registros digitales del movimiento estudiantil de 1968, provenientes de 50 colecciones públicas y privadas, incluida la del Archivo General de la Nación (AGN), la cual se mostrará sin ningún tipo de censura o edición.

En su turno al micrófono, el jefe de gobierno capitalino dio su espaldarazo al rector de la UNAM en el combate de la violencia que vive la máxima casa de estudios del país y anunció que este 2 de octubre la ciudad amanecerá sin placas “de culto a la personalidad de expresidentes”, colocadas en las instalaciones del Metro y del deportivo Magdalena Mixhuca.

Comentarios

Load More