Plantean en el Senado penalizar terapias de conversión contra la comunidad LGBTTI

Germán Martínez, Gustavo Madero y Ricardo Monreal en el Senado. Foto: Germán Canseco Germán Martínez, Gustavo Madero y Ricardo Monreal en el Senado. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En apoyo a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual (LGBTTI +), legisladores de Morena, Movimiento Ciudadano (MC) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) apoyaron en el Senado una iniciativa de ley ciudadana para penalizar toda política que busque “corregir” la orientación de género y actos inhumanos o degradantes que violen derechos humanos de los mexicanos en el libre desarrollo de su personalidad.

La iniciativa, impulsada por la organización México Yaaj, argumenta que históricamente las personas transexuales, homosexuales o con identidad de género “no normativa” han sido perseguidas y discriminadas, con argumentos que intentan “corregir su orientación sexual o identidad de género.”

Tal iniciativa, presentada este miércoles en el Senado, propone modificar artículos del Código Penal Federal y de la Ley General de Salud para que quede estipulada la sanción “de uno a tres años de prisión o de 150 y 300 días de trabajo a favor de la comunidad al que por razones de origen o de pertenencia étnica o nacional, raza, color de piel, lengua, género, sexo, preferencia sexual, edad, estado civil, origen nacional o social, condición social o económica, condición de salud, embarazo, opiniones políticas o de cualquier otra índole atente contra la dignidad humana o anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas” mediante la realización de conductas como negarle un servicio, restrinja derechos laborales o servicios educativos”.

También específica que “cuando las conductas discriminatorias sean cometidas por personas con las que la víctima tenga una relación de subordinación laboral, la pena se incrementará en una mitad”.

Se agrega un artículo 149 Quáter que impone una sanción a la persona moral o física que “promueva, imparta, aplique, obligue o financie” cualquier tipo de “tratamiento, terapia, servicio o práctica, con o sin fines de lucro, con el objetivo de obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar, anular o modificar la orientación sexual, identidad o expresión de género de una persona”.

Esta misma prohibición se agregará al artículo 465 Bis de la Ley General de Salud, incluyendo como sanción la suspensión en el ejercicio profesional de uno a tres años, o de forma definitiva en caso de reincidencia.

La iniciativa fue firmada por la senadora de Morena Minerva Citlalli Hernández, del PVEM, Alejandra Lagunes Soto, y de MC, Patricia Mercado.

Comentarios

Load More