Muere el escultor José Sacal

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Nacido en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, el 25 de septiembre de 1944, el escultor José Sacal Micha, miembro fundador de la Academia Mexicana de Ciencias y Artes, falleció este miércoles 3 de octubre.

A través de su cuenta de Twitter, la secretaria de cultura, María Cristina García Cepeda, expresó sus condolencias a los familiares del artista, quien también perteneció al Salón de la Plástica Mexicana:

“Lamento el fallecimiento del escultor José Sacal, cuyas obras se encuentran en espacios públicos en todo el país. Mi pésame a su familia y a la comunidad artística.”

A su vez, la Sociedad Mexicana de Autores de Artes Plásticas tuiteó: “Nuestro más sensible pésame a familiares y amigos por el fallecimiento del maestro José Sacal Micha.”

Egresado de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Sacal inició su trayectoria artística desde temprana edad en la Escuela de Artes del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) de Cuernavaca, donde realizó sus primeros estudios de pintura y modelado.

Durante sus estudios de preparatoria, ya en la Ciudad de México, trabajó de forma paralela en el Hospital Psiquiátrico La Castañeda, donde propuso actividades de creación para la rehabilitación de los internos. Ya en la UNAM, tomó clases de arte en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda del INBA, donde fue discípulo de Francisco Zúñiga.

En la Academia de San Carlos tomó clases con los maestros Arthur Krohnengold y Enrique Altamirano.

Considerado como un artista figurativo, experimentó con diversos lenguajes, técnicas y estilos, así como con distintos materiales como el bronce, mármol, cristal, madera, plastilina y barro, al que consideró el “receptor transformable de sus sentimientos”, según el ‘Diario Judío’.

Sacal obtuvo varios reconocimientos, entre ellos el premio en la bienal Internacional de Florencia, Italia, en 1988, y el Premio Instituto Cultural México-Israel, Arte, Ciencia y Cultura en México, 2006.

Expuso en el Museo de la Ciudad de México y el Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad, entre otros espacios.

Comentarios