Hermano de normalista de Ayotzinapa pide en Alemania frenar venta de armas a México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Leonel Gutiérrez Solano, hermano de Aldo, estudiante que el día de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerreo, recibió un disparo que lo dejó en estado vegetativo, viajó a Alemania para exigir acciones a las autoridades de ese país contra la venta irregular de armas a México y con ello evitar otro caso como el de Ayotzinapa.

Leonel, fue acompañado por Sofía de Robina Castro, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez AC, con la finalidad de denunciar las consecuencias de la venta irregular de armas a México, en el marco de audiencias que se llevan a cabo en tribunales alemanes donde se sigue un juicio contra la empresa Heckler & Koch que entre 2006 y 2009, vendió más de nueve mil armas de asalto en México.

“A cuatro años no tenemos nada de resultados, seguimos en lucha para llegar a la verdad de un caso que el gobierno no quiere esclarecer. Tenemos un familiar muy grave que debemos cuidar 24 horas porque no se puede valer por sí mismo a causa de un disparo de arma de fuego que le dañó el 65% del cerebro”, denunció Leonel.

Del total de armas que llegaron de Alemania a México, casi el 50% llegó a estados mexicanos donde se cometen graves violaciones a los derechos humanos y donde el permiso de exportación prohibía suministrarlas, entre ellos Guerrero.

Jürgen Grässlin, portavoz de la “Iniciativa por el clamor: Detén el comercio de Armas”, aseveró que Heckler & Koch vulneró la ley de control de armas de guerra, así como la ley de comercio exterior.

“Por eso presenté en el año 2010 una demanda penal contra los responsables en Heckler & Koch. Dos de los cuatro estados mexicanos prohibidos aparecían expresamente en los contratos de exportación como ‘estados prohibidos’. Estos hechos debería llevar a una condena de los acusados por parte de la sección mercantil del Tribunal de Justicia de Stuttgart“, subrayó.

Con información de Aristegui Noticias

 

Comentarios