Independentismo catalán vive crisis en el Parlament

MADRID  (apro).- La pérdida de la mayoría independentista en el Parlament de Cataluña impidió que se aprobaran iniciativas como reafirmar el derecho de la autodeterminación y la reprobación al rey Felipe VI por su actuación luego del referéndum del 1 de octubre de 2017.

La crisis dentro del independentismo se produjo porque Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se alió con el Partido Socialista de Catalunya (PSC) para no avalar el voto delegado de cuatro diputados de Junts per Catalunya (JxCat).

La decisión se basa en un informe de los servicios jurídicos del Parlament, que consideró que no se podrían avalar esos votos porque serían contrarios a la suspensión del Tribunal Supremo; estos son el del expresidente Carles Puigdemont, huido a Bruselas, y los de tres diputados de la formación encarcelados, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez; finalmente JxCat perdió esos cuatro votos.

JxCat prefirió quedar en minoría antes de que fueran sustituidos sus cuatro diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, por lo que quedaron en 61 representantes, provocando que quedaran en minoría en todas las votaciones en la sesión de este martes.

Las tres principales propuestas que fueron desechadas son una impulsada por el bloque independentista sobre la autodeterminación de Cataluña, otra sobre la reprobación del monarca por su papel en el referéndum de esta comunidad autónoma y una tercera sobre la constatación de la “persecución política y existencia de presos políticos y exiliados”.

Durante el debate de política general se votó la propuesta del partido ultraizquierda e independentista Candidatura d´Unitat Popular (CUP), para que se proclamara el “derecho imprescriptible e inalienable de Cataluña a la autodeterminación”

La propuesta recibió los votos de Junts per Catalunya, ERC y la CUP, pero obtuvo 61 votos, consiguiendo sólo un empate.

Comentarios