Graue respondió pliego petitorio; gratuidad debe ser debate nacional, afirma

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México dio a conocer la respuesta que el rector Enrique Graue dio al pliego petitorio elaborado por la Asamblea InterUNAM y entregado el pasado 4 de octubre.

En el documento,  Graue considera que la gratuidad total de la educación superior es un tema que debe ser discutido a nivel nacional y convocó a que “todas y todos exijamos un mayor presupuesto para la educación superior”.

Asimismo reiteró su compromiso de continuar actuando para eliminar definitivamente de la Universidad a todos los llamados grupos porriles y “librar a nuestras entidades académicas de su nociva presencia”.

Sobre el tema de seguridad y de los acontecimientos violentos ocurridos el pasado 3 de septiembre, Graue sostuvo que para la Universidad, las víctimas de las agresiones son una prioridad.

“Las personas afectadas han evolucionado satisfactoriamente y la Universidad ha asumido toda la responsabilidad derivada de su rehabilitación”, expuso.

Recordó que el 14 de septiembre se creó la Mesa de Atención en Asuntos de Seguridad para recibir todas las propuestas que puedan contribuir a mejorar la seguridad en la máxima casa de estudios, las cuales podrán ser enviadas hasta el 17 de octubre. “Al 8 de octubre, ha recibido setenta observaciones que están siendo analizadas para su pronta atención”, indicó.

Destacó que han sido expulsados y remitidos al Tribunal Universitario 31 alumnos al día 5 de octubre. “Como consecuencia de las denuncias y las pruebas documentales presentadas por la Universidad, así como de las indagaciones propias de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, al 8 de octubre han sido detenidas 18 personas como presuntas responsables de las agresiones del 3 de septiembre. Sus casos se hallan en distintas fases de la averiguación previa, y algunas ya han sido vinculadas a proceso. Todas ellas han sido expulsadas de la Universidad y remitidas al Tribunal Universitario”, indicó.

Graue expuso que la Universidad ha sido sensible a una de las mayores preocupaciones de la comunidad como es la violencia de género y detalló diversas acciones para combatirla. Sin embargo, reconoció que hacen falta mayores esfuerzos para alcanzar el objetivo de llegar a una política de “tolerancia cero”.

“El Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM podrá ser reformado las veces que sea necesario a fin de hacerlo más eficiente y equitativo con apego a los derechos humanos, a nuestra legislación y con pleno respeto a los contratos colectivos de nuestras agrupaciones sindicales”, subraya Graue.

En los temas relacionados con la transparencia del presupuesto y el gasto universitario, el rector explicó que el Patronato Universitario realiza periódicamente auditorías preventivas y de ingreso y conclusión del funcionariado universitario al término de su gestión.

“Asimismo, la Universidad Nacional Autónoma de México es auditada anualmente y en tiempo real por la Auditoría Superior de la Federación, a fin de corroborar que los recursos públicos asignados son empleados adecuadamente y atendiendo a los fines de la Universidad”, detalló.

En ese contexto, anunció que en los próximos 15 días, la UNAM ofrecerá un curso básico en línea para que los integrantes de la comunidad cuenten con herramientas que les permitan incrementar sus conocimientos respecto de la información presupuestal y financiera universitaria y facilite conocer de manera integral lo relativo al ejercicio de los fondos públicos, “ejercidos con total transparencia y rendición de cuentas”.

Sobre la forma de gobierno de la institución, Graue expuso que en el corto plazo no es posible crear ni reestructurar a los órganos colegiados, ni la forma de elección de las autoridades, al estar regulados por la Ley Orgánica y el Estatuto General de la Universidad.

En relación con lo que el pliego petitorio definió como cuotas ilegales, el rector estableció que será eliminado cualquier cobro no contemplado en el Reglamento General de Pagos o que no haya sido debidamente aprobado por los cuerpos colegiados.

“La gratuidad total de la educación superior es un tema que debe ser discutido a nivel nacional pues no solo afecta a nuestra Universidad, sino a muchas otras instituciones públicas de educación superior de nuestro país, algunas de las cuales tienen grandes problemas de insuficiencia presupuestal, que de no ser resueltos les representarían la incapacidad de continuar con su papel educador y transformador de la sociedad”, planteó Graue.

“Invito a que todas y todos exijamos un mayor presupuesto para la educación superior”, concluyó.

Comentarios