El gobernador de Yucatán devuelve 120 vehículos como parte de su plan de austeridad

MÉRIDA, Yuc., (apro).- El gobernador Mauricio Vila Dosal anunció que, como parte de su plan de austeridad, devolvió las primeras 120 unidades de las 500 que prevé retirar del parque vehicular para ahorrar mil millones de pesos anuales del gasto público en rentas, mantenimiento y combustible.

En el evento que tuvo lugar en la explanada de la expenitenciaría Juárez, donde se presentó el lote vehicular, el mandatario explicó que la mitad de este primer paquete devuelto está integrado por lujosas camionetas que estaban asignadas a funcionarios de primer nivel.

La otra parte son vehículos que no tenían utilidad alguna, pero representaban un gasto adicional.

Estos “estaban asignados a trabajadores que, por sus funciones, no requerían de ellos y representaban un gasto extra para el gobierno”.

Vila Dosal aseguró que sus funcionarios no tendrán camionetas de lujo, porque no son indispensables para su trabajo, y en su lugar se les proporcionarán vehículos utilitarios.

Explicó que el lote vehicular que se devolvió fue adquirido en arrendamiento a través de Banorte y aseguró que esa institución no cobró ninguna penalización al gobierno estatal por la finalización temprana del contrato.

El gobernador dijo que los 500 vehículos que se recortarán están valuados en 60 millones de pesos.

Así mismo, recordó que su plan de austeridad prevé además la eliminación del seguro de gastos médicos para el gobernador y los funcionarios estatales, la cancelación de 300 líneas de telefonía celular que no son indispensables.

Comentarios