Derrumbe de centro comercial suma siete muertos en NL; obra carecía de permiso de construcción

MONTERREY, N. L. (apro).- El derrumbe de un centro comercial registrado esta tarde al poniente de Monterrey suma ya siete fallecidos y nueve desaparecidos, informó el vicefiscal de Ministerios Públicos, Luis Enrique Orozco Suárez; en tanto, el municipio regiomontano aclaró que la obra carecía de permisos de construcción y era erigida en la ilegalidad.

El funcionario estatal explicó que, al momento en que se colapsó la obra ubicada en la avenida Lincoln, en la colonia Cumbres Sol, había 31 personas laborando, de las cuales 15 fueron rescatadas con vida, 13 de ellas tenían lesiones variadas.

Perros entrenados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de Protección Civil de Santa Catarina, se sumaron a la búsqueda y encontraron cuatro cadáveres.

Hasta esta noche hay 150 elementos de Protección Civil del estado y otras corporaciones municipales que se han dividido en cinco equipos para rastrear, de diversas maneras, la existencia de personas debajo de alguna de las tres pesadas losas que se desplomaron, formando un “sándwich”, en la construcción de 60 metros por 30 metros de perímetro.

Orozco Suárez explicó que la investigación posterior al hecho arroja que los responsables del accidente son Gerardo Vargas Cortez, director de la obra, y Gerardo Villarreal Costilla, propietario del inmueble.

Estas personas, sobre quienes no se ha procedido judicialmente, podrían ser acusadas de homicidio culposo, lesiones y daño en propiedad ajena, dijo el vicefiscal.

El gobierno de Nuevo León proporcionó la lista de 13 personas lesionadas y que han sido atendidas en diferentes nosocomios: Roberto Nicolás Benítez Martínez, José Guadalupe Cepeda Rivera, César Iván Escalona Pérez, Juan Manuel Escalona Rodríguez, Manuel Meza Flores, Sergio Alejandro Pérez Ruiz, Samuel Ramírez Bautista, Juan Jorge Sánchez González, Kevin Uriel Escalona Pérez, Juan Daniel Almaguer Morón, Luis Alberto Márquez Acosta, José Aarón Cepeda Medrano y Arturo David Solís Reyna.

La fuente se reservó los nombres de los fallecidos por motivos legales y por respeto a los familiares.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Urbano del municipio, Luis Bortoni, explicó que la obra carecía de permiso de construcción.

Dijo que el propietario promovió un permiso en octubre del 2017, pero en noviembre de ese año, se le notificó que no podía erigir los trabajos proyectados.

Sin embargo, en desobediencia a la disposición municipal, se iniciaron las labores, que casi cumplían un año en la ilegalidad.

Comentarios