En el sexenio de Graco Ramírez desapareció una persona cada 1.5 días: Centro Digna Ochoa  

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Durante el sexenio de Graco Ramírez en Morelos, desaparecieron mil 397 personas que, en promedio, significan una cada 36 horas, según un recuento realizado por el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa.

Del total, 793 fueron mujeres, y 604, hombres. En cuanto a las víctimas femeninas, 44% fueron localizadas con vida, en muchos casos, debido a la investigación de las propias familias. En el caso de los masculinos, el porcentaje fue de 30%.

Según el recuento, con base en las denuncias presentadas por ciudadanos y reportes de la Fiscalía General de Justicia, de las mujeres desaparecidas, 610 tenían entre 13 y 29 años; 89 fueron mayores de 30 años; 85 tenían entre uno y 12 años; y nueve eran menores de uno.

Susana Díaz Pineda, vocera del Centro Digna Ochoa, informó que Cuernavaca es el municipio donde más desapariciones se reportaron con 182, le siguió Cuautla con 116, después Jiutepec con 102, Temixco con 52, Yautepec con 51, Xochitepec con 36 y Emiliano Zapata con 27.

Todos estos municipios se encuentran dentro de los 11 que tienen Alerta de Violencia de Género desde agosto de 2015.

En cuanto a los hombres desaparecidos, fueron 262 mayores de 29 años, 252 tenían entre 13 y 29 años, 73 eran niños de 1 a 12 años, y 17 bebés menores de un año.

De los 604 desaparecidos se encontraron 271 con vida y 16 muertos. En cuanto a los municipios, Cuernavaca es la localidad donde más se denunciaron con 135, le siguió Cuautla con 80, luego Yautepec con 37 y Xochitepec con 34 casos.

En relación con la desaparición de menores que pudieron ser víctimas de un delito, según el recuento del Centro, Morelos se colocó como primer lugar en Alertas Amber emitidas por la Procuraduría General de la República (PGR) con 60 fichas, de las cuales, 17 continúan activas, es decir, que las víctimas no han sido localizadas. De esas alertas, 52 son de niñas y ocho, de niños.

Díaz Pineda calificó a la administración de Graco Ramírez como “una de las páginas más negras en la vida del estado de Morelos”, pues “terminó dejando un saldo rojo en desapariciones de personas”.

Y remató: “No hubo la voluntad política para abatir las desapariciones”, dado que las cifras fueron calificadas como “alarmantes”.

Comentarios