Hay que ser congruentes en un país con muchas carencias: vocero de AMLO sobre boda de Yáñez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la polémica que causó la ostentosa boda de César Yáñez, exvocero del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, publicada en la revista del jet set Hola!, el futuro director de Comunicación Social de la Presidencia, Jesús Ramírez, reconoció que deben “ser congruentes” en un país donde hay muchas carencias.

Subrayó que, si bien se trató de un evento del ámbito personal, que el novio ejerció un derecho que es de todos, que aún no es funcionario y no se usaron recursos públicos, el movimiento que representará al nuevo gobierno espera un comportamiento ético.

Cuando la élite política exhibe opulencia, “esto ofende a la gente. “Tenemos que hacernos cargo de esa crítica”, reconoció Jesús Ramírez.

En entrevista en el programa Despierta con Carlos Loret de Mola, el próximo director de Comunicación Social federal, añadió que casos como estos no son bien vistos porque no solo tiene que ver con el derecho privado, sino con la imagen pública que deben cuidar.

Admitió que la boda de Yáñez, uno de los hombres más cercanos a López Obrador, tiene proyección política y enciende una alerta de que el “bono de beneficio, el voto de confianza” que les dio la ciudadanía “no es un cheque en blanco”.

El triunfo del 1 de julio, subrayó, fue de la sociedad mexicana que creyó y votó por un proyecto de país diferente y que ahora exige a los futuros gobernantes, funcionarios y élites políticas y culturales “cierto comportamiento”.

Ramírez dejó en claro que más allá de la crítica pública y la polémica desatada, no habrá consecuencias para César Yáñez, porque no se cometió ningún delito, aún no es funcionario y en todo caso, le corresponderá al futuro presidente decidir qué hacer al respecto.

Respecto a si considera si el futuro presidente ha sufrido un desgaste, Ramírez consideró que las expectativas de la gente son altas, y  espera acciones y cambios concretos, pero aún no pueden tomar decisiones porque no tienen los instrumentos de gobierno y eso podría reducir el tiempo del “bono del beneficio de la duda”.

Sin embargo, consideró que si los cambios comienzan a ser tangibles en los primeros meses, la “luna de miel” de la sociedad con el nuevo gobierno podría ampliarse, incluso –dijo—si se amplían los proyectos sociales no se perdería el apoyo social y entonces pasarían de una “luna de miel” a un matrimonio.

Respecto de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto, dijo que “es posible que solo se haga una pregunta y afirmó que tanto la encuesta como la consulta que se realizarán, se harán de manera transparente, se sabrá quién las realizará y la metodología que se aplique.

 

Comentarios