Alfaro va por responsables de desfalco en el Ipejal para acueducto que Abengoa dejó inconcluso

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Luego de que la empresa española Abengoa –que recibió 600 millones de pesos por parte del Instituto de Pensiones de Jalisco (Ipejal) para construir el acueducto que llevaría agua de la presa El Zapotillo a León– se declaró insolvente, el gobernador electo Enrique Alfaro Ramírez anunció que se castigaría a los responsables del desfalco.

Por medio de sus redes sociales, Enrique Alfaro expuso que en 2015 el Ipejal le prestó a la empresa española, a cambio de una tasa de interés, alrededor de 600 millones de pesos y “lo delicado es que estas inversiones fueron hechas en Certificados Bursátiles sin ninguna garantía de por medio.

“Hoy este dinero está a unos pasos de perderse para siempre. Tengan por seguro que deberán responder quienes sean los responsables de este desfalco”, advirtió.

Añadió que una vez que asuma el cargo, lo cual sucederá el próximo 6 de diciembre, se revisará “con lupa lo que se ha estado haciendo (en el Ipejal) con el dinero destinado a garantizar que los que trabajadores se retiren dignamente”.

En su mensaje, Enrique Alfaro compartió un comunicado que Abengoa envió el pasado 21 de septiembre a la Bolsa Mexicana de Valores para informar a sus inversionistas que debido a su crisis financiera no podrá cumplir con el pago que haría cuatro días después.

Sin embargo, la empresa menciona que “junto con sus asesores financieros y legales, se encuentra analizando la situación financiera y trabajando en un nuevo plan estratégico de viabilidad de la compañía a largo plazo”.


El Ipejal le prestó hace más de tres años el dinero a Abengoa para construir un acueducto de 140 kilómetros, dos plantas de bombeo, una planta potabilizadora de 3.8 metros cúbicos por segundo de capacidad, un tanque regulador en Venaderos de 100 mil metros cúbicos, y un macro circuito distribuidor de 40 kilómetros con 10 sitios de entrega en la ciudad de León.

La empresa sólo realizó obras menores como movimientos de tierra y movilización de alrededor de seis kilómetros de tuberías.

Pese a ello pretende que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) le pague más de cinco mil millones de pesos al culpar al organismo federal de incumplir con la entrega de los predios por donde pasaría la infraestructura, según se refleja en un documento de “renuncia sin responsabilidad” que entregó Abengoa el 25 de agosto de 2017.

La compañía mencionó en ese mismo documento que recibió 46.4% del derecho de vía, pero los permisos para construir solo amparaban 9.35% del tendido y se acumulaban 32 meses de retraso.

Abengoa incluye en el cobro, gastos financieros y no recuperables, seguros, fianzas, “indirectos por mayor permanencia”, “estimaciones pendientes de cobro aprobadas”, intereses de demora no pagados, costos reconocidos en la tercera modificación del título de concesión y cartas de crédito.

 

Comentarios