Autoridades prevén crecimiento de nuevo domo en cima del Volcán de Colima

Vista de la fumarola del Volcán de Fuego de Colima. Foto: Twitter @LUISFELIPE Vista de la fumarola del Volcán de Fuego de Colima. Foto: Twitter @LUISFELIPE

COLIMA, Col. (apro).- En las próximas semanas se prevé el crecimiento de un nuevo domo en la cima del Volcán de Colima, con derrumbes de material incandescente, flujos de lava y explosiones eventuales de baja intensidad, de acuerdo con el escenario configurado por la Red Sísmica Telemétrica del Estado de Colima (Resco) y el Centro Universitario de Estudios e Investigaciones Volcánicas de la universidad local.

Conforme al diagnóstico presentado en el reporte de actividad del Volcán de Colima, el coloso se encuentra actualmente en una etapa de desgasificación pasiva y el personal encargado del monitoreo del volcán se mantiene atento a los posibles cambios que pudieran presentarse y a la evolución de la actividad.

En los últimos 20 años, la actividad de este volcán ha provocado en varias ocasiones la evacuación de los habitantes de las comunidades de Colima y Jalisco más cercanas al cráter, una de ellas en 2015, cuando se registró una de las erupciones consideradas más fuertes después de la ocurrida en 1913.

En materia de actividad sísmica asociada al volcán, en la última semana se contabilizaron de forma automática 21 eventos de alta frecuencia (HFs), un evento de largo periodo (LPs), 13 derrumbes y 0.1 horas de tremor.

Así también, se observaron dos lahares que descendieron por la barranca de Montegrande, mientras que en el periodo reportado únicamente fue posible observar durante algunos lapsos una emisión de vapor y gases principalmente en la parte este del cráter.

En lo relativo a la geoquímica, no se realizaron mediciones del flujo de dióxido de azufre (SO2) durante la reciente semana, en tanto que a lo largo de ese mismo periodo no se observaron anomalías térmicas detectadas por el sistema satelital Mirova.

Una de las estaciones de monitoreo sísmico más cercanas al cráter del volcán se denomina Soma y se encuentra ubicada a 1.7 kilómetros de distancia, a la vez que con cámaras de video se realiza el monitoreo visual de la actividad fumarólica.

La vigilancia de este volcán, que en las últimas dos décadas ha sido considerado el más activo de México, es respaldada por instituciones como la Universidad de Colima, la UNAM, las unidades de Protección Civil de Colima y Jalisco, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y el Conacyt, entre otras.

Comentarios

Load More