Denuncian en Monterrey censura religiosa contra concierto de rock

MONTERREY (apro).- El municipio de Monterrey impidió por aparente censura religiosa que el grupo de rock Marduk se presentara la noche del sábado en el bar Café Iguana de esta ciudad, denunciaron los organizadores.

En la página change.org fue presentada por “Familias Cristianas” una iniciativa para impedir los conciertos de la agrupación programados en la capital de Nuevo León y la Ciudad de México. Hasta ahora ha recibido más de 65 mil firmas de respaldo la propuesta que quiere impedir que “Marduk venga a blasfemar e insultar a Dios en nuestra propia casa (México)”.

En su cuenta de Facebook, Chamuco Producciones informó que, después de haber contratado a la banda de black metal, procedente de Suecia, el ayuntamiento regiomontano determinó negar la autorización para que fuera celebrado el show en el establecimiento ubicado en el Barrio Antiguo de esta ciudad.

“Como siempre, el recinto realizó los trámites para obtener el permiso municipal correspondiente, de la misma manera que tramita decenas de permisos cada mes. Pero en esta ocasión, sin razón oficial de por medio, el municipio de Monterrey negó el permiso para el concierto de Marduk. Sin ninguna explicación por escrito ni nada que pudiera justificar la negativa… Para fines prácticos, fue un acto de censura”, expusieron los directivos de Chamuco.

Los organizadores señalaron que, extraoficialmente, se enteraron que la presentación de Marduk se canceló por presiones de “fanáticos religiosos que imponen sus ideas sin dar la cara”.

“De manera extraoficial se nos ha dicho que las autoridades municipales sufrieron la presión de personas con ideas religiosas tan radicales, que consideran correcto imponer sus creencias a los demás.

“No podemos asegurar que sea cierto, pero la censura por motivos religiosos parece ser la explicación más acertada en el caso de Marduk, ya que desde semanas antes hubo algunas publicaciones en Facebook al respecto (pero, como casi todos, pensamos que era broma)”, explicaron en el comunicado oficial que difundieron.

En el poster promocional del evento, que aparece ahora con la leyenda de Censurado, se ve al grupo con rostros sombreados, detrás de la imagen de una cruz invertida y la numeración del 666, que se asocia con el satanismo.

Luego de comentar, irónicamente, que en pleno siglo XXI, cuando “la Inquisición parece enterrada en el pasado”, los inversionistas revelaron que perdieron su dinero y alertaron sobre la posibilidad de que más conciertos puedan ser prohibidos, si prevalece este acto de censura.

“Repetimos: no se trata solo de un concierto de metal subterráneo, sino de lo que este acto de censura significa para Monterrey. Esto sí es muy importante, tómenlo en cuenta: es un precedente muy peligroso para cualquier artista, promotor, intelectual, youtuber, periodista, etc., o simplemente para cualquiera que desee ejercer su libertad de expresión. A partir de hoy, no podemos tener la certeza de que en Monterrey se respetarán nuestras libertades esenciales”, señalaron.

Los productores recordaron que Marduk se había presentado hasta tres veces, en años anteriores, en Monterrey y que, así como ésta, han visitado la ciudad bandas similares, sin que hubieran generado algún problema o desorden entre los escasos metaleros que los siguen.

Por ello, invitaron a la ciudadanía y a todos los actores sociales, a manifestar su repudio en contra de cualquier intento de censura y a promover el respeto a las libertades básicas.

“Como regiomontanos, sentimos vergüenza de que en otras ciudades Marduk se pueda presentar sin problemas y aquí nos lo prohíben. Y también nos duele porque vamos a perder el dinero invertido en la preparación del concierto. Pero lo peor es lo que puede ocurrir en el futuro”, señalaron.

Finalmente, pidieron al ayuntamiento regiomontano, que encabeza el alcalde priista Adrián de la Garza, que explique públicamente las causas por las que se impidió la realización de la tocada en el Café Iguana.

“Sin ánimo de causar conflictos, también invitamos a toda autoridad competente o bien responsable, a intervenir en este caso y fijar su postura ante la sociedad: ¿En Monterrey se respetan las libertades establecidas en la Constitución, o tiene mayor peso la influencia de radicales religiosos?

“Es muy triste anunciar la cancelación de un concierto, pero más triste cuando la censura está de por medio”, puntualizaron.

Cristianos contra satánicos

En la página de change.org, plataforma que impulsa campañas y movilizaciones en todo el mundo, fue presentada la iniciativa para impedir que Marduk se presente en Monterrey y CDMX los días 13 y 14 de octubre, y en otras fechas anteriores en Colombia, Panamá, Ecuador, Argentina, Chile, Costa Rica y El Salvador.

No se sabe si otras ciudades han cancelado presentaciones.

La iniciativa presentada por Familias Cristianas, y dirigida al Ayuntamiento de Monterrey y al Gobierno de la Ciudad de México, se refiere a la banda sueca que, según afirman, se hace llamar la agrupación más blasfema del mundo y quienes, en sus canciones, maldicen y profanan a Dios y la Biblia.

“Su nombre Marduk hace alusión al dios del imperio Babilónico, y es escalofriante ver sus vídeos y aún peor la traducción de sus canciones, con contenidos claramente de adoración satánica y blasfemias que atentan contra la fe católica, cristiana,  y los valores morales. Este grupo tiene programado conciertos el 13 y 14 de octubre en Monterrey y Cd. de México, respectivamente”, explica la petición.

Por ello, piden a la comunidad que se una en oración para que las autoridades locales cancelen los conciertos “que atentan contra la fe y dignidad cristiana y contra todos los valores morales”.

“No permitamos que este grupo de adoradores blasfemos, esclavos de satán lleguen a nuestros jóvenes, corrompiéndolos con sus canciones depravadas, aprovechándose de su vulnerabilidad. Como ven tenemos mucho por qué orar”, exclaman los promotores de la petición.

Ninguna autoridad ha declarado que el acto se suspendió en Monterrey en respuesta a esta petición.

Comentarios