Cecilia Suárez, vocera mundial contra la violencia feminicida

El feminicidio ha alcanzado niveles epidémicos en Latinoamérica, donde 12 mujeres son asesinadas cada día. Por ello, la actriz Cecilia Suárez se unió al llamado de la UE y la ONU para participar en la Iniciativa Spotlight, centrada en eliminar la ola creciente de feminicidios en cinco naciones: Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y nuestro país. Convencida, afirma que la iniciativa “posee suficiente estructura para que el Estado mexicano tome el nivel de compromiso que el problema requiere”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La célebre actriz tamaulipeca Cecilia Suárez aceptó, “sin duda alguna”, asistir al lanzamiento de la Iniciativa Spotlight, de la Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

La invitación llegó desde Ginebra, Suiza, cuenta a Proceso, “e inmediatamente quise formar parte de dicha propuesta mundial porque la violencia contra la mujer y las niñas me parece una problemática que debemos atender de manera urgente, y mirar desde otro ángulo, porque evidentemente las cifras no bajan”. 

El 27 de septiembre, en la sede de la ONU en Nueva York, Suárez ofreció un discurso bajo el titulo Harta (ver recuadro), donde destaca que “la violencia de género es alimentada en principio por la idea de que hombres y mujeres somos diferentes y de que el poder y la autoridad reside en un solo espacio de esta ecuación”.

Los dos organismos internacionales han destinado 58 millones de dólares para acabar con el feminicidio en Latinoamérica como parte de la Iniciativa Spotlight, la cual se ideó en septiembre de 2017, cuando la UE y la ONU se asociaron para “eliminar todos los tipos de violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo”, según información enviada a este medio de parte de las dos instancias.

La Iniciativa Spotlight ayudará a llegar a los objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales deben ser cumplidos en su totalidad hacia 2030 y, más concretamente acatar el número 5 “sobre igualdad de género”, y también el 16 “sobre sociedades pacíficas e inclusivas”.

La Iniciativa Spotlight se diversifica en todo el mundo, en función de las diferentes regiones geográficas de la Tierra, en las siguientes formas de violencia: violencia doméstica y familiar, violencia sexual y de género, prácticas perniciosas, trata de seres humanos y explotación sexual y económica (laboral). Pero, ¿por qué la Iniciativa Spotlight se centra en el feminicidio en Latinoamérica? La respuesta de la UE y ONU es:

“El feminicidio ha alcanzado niveles de epidemia en Latinoamérica. En esa zona se encuentran 14 de los 25 países con las tasas más altas de feminicidios del mundo, donde 12 mujeres son asesinadas cada día. La Iniciativa Spotlight en Latinoamérica se centra en eliminar el feminicidio en cinco naciones: Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y México. Estos países se seleccionaron en función de unos criterios acordados, como el nivel de prevalencia del feminicidio en el país, y de criterios secundarios, que evaluaron el compromiso del Gobierno con resolver el problema, además de un entorno propicio para la sociedad civil y las capacidades nacionales y de los socios.

“El feminicidio es la principal forma de violencia contra las mujeres en esa región, pero el 98 % de los feminicidios no son enjuiciados.”

Según la UE, las necesidades financieras globales identificadas por los países prioritarios seleccionados en virtud del programa para Latinoamérica se estiman en 72 millones de euros (83 millones y 500 mil dólares). Pero este organismo ofreció 50 millones de euros (58 millones de dólares). El déficit de financiación de 22 millones de euros (25,5 millones de dólares) será asumido por otros donantes o directamente a escala nacional a través del programa de cada país.

El compromiso

Ahora Suárez, como figura pública, se ha comprometido a ser una emisaria de la Iniciativa Spotlight:

“Hablaré de ello en los foros que sean posibles con la finalidad de empujar para que se aborde la problemática desde otro lugar.”

Para combatir el conflicto de la violencia contra las mujeres y las niñas, la intérprete de teatro, cine y televisión se concentra en la educación:

“Creo en la instrucción, en la enseñanza. Todo se transmite de padre a hijo o de madre a hija. Por desgracia, existe esa creencia de ser un ‘verdadero hombre’, donde se suprime cualquier cosa que tenga que ver con la ternura, lo suave, la duda. El imaginario de lo masculino se dirige a poseer suficiente control económico y fuerza, y eso debe cambiar, no sólo en el hogar, sino en todas las áreas de la vida, en la escuela, en fin. 

“¿Qué le estamos diciendo a los niños que son, qué les estamos diciendo a las niñas que son, en cuanto a su género? Y también qué son capaces de hacer, ¡eso es importante!”

La partícipe de los largometrajes Un mundo maravilloso, de Luis Estrada; Sexo, pudor y lágrimas e Hidalgo: la historia jamás contada, de Antonio Serrano; El viaje de la nonna, de Sebastián Silva; Sin ton ni Sonia, de Carlos Sama; Todo el poder, de Fernando Sariñana, y Cuando los hijos regresan, de Hugo Lara, entre otros, Suárez enfatiza que la violencia contra las mujeres “hiere tanto a hombres como a mujeres, y nos vuelve a las mujeres víctimas, de lo cual ya estamos hartas también, y a los hombres como perpetradores de la violencia que tampoco es constructiva en ningún sentido para ellos, ni para su autodefinición de lo que es lo masculino”.

La UE subraya que el feminicidio “se produce cuando una mujer o una niña es víctima de un ataque y es asesinada tan sólo por razón de su sexo. Está enraizado en la desigualdad de género y en las normas y actitudes sociales, culturales o religiosas de las sociedades tradicionales”.

Cáncer nacional

Es de subrayar que el Estado de México es considerado la entidad más peligrosa en México para las mujeres desde hace casi una década, de acuerdo con las cifras oficiales. Allá, el pasado fin de semana, miles de personas marcharon por Ecatepec de Morelos para exigir justicia por las víctimas de la “pareja feminicida de Ecatepec”, Juan Carlos “N” y Patricia, detenidos el 4 de octubre pasado en flagrancia trasladando restos humanos en una carriola. 

El jueves 11 fueron vinculados a proceso por un juez de Control, tras concluir la audiencia por el delito de violación a las leyes de inhumación y exhumación de cadáveres. No obstante, en dicha audiencia en el penal de Chiconautla, el tema de los feminicidios no se abordó. De acuerdo a la Fiscalía del Estado de México, a Juan Carlos “N” se le imputan al menos 10 feminicidios.

El pasado martes se difundió el video de la entrevista que peritos en psicología de la Fiscalía del Estado de México le realizaron a Juan Carlos “N” luego de su detención, donde también dijo que había asesinado a 20 mujeres. Juan Carlos “N” no expresó sentimientos de culpabilidad o remordimiento por los asesinatos. Declaró que comenzó a asesinar mujeres dos semanas después de que su pareja sentimental lo abandonó. Basado en sus declaraciones, los especialistas determinaron que Juan Carlos “N” es un psicópata, que carece de empatía, pero entiende perfectamente la diferencia entre el bien y el mal.

En comunicados por separado, organizaciones y colectivos de familiares de mujeres desaparecidas urgieron a que participe en la investigación la Unidad de Análisis y Contexto de la Fiscalía General del Estado de México, al considerar que no se trata de un hecho aislado, pues en la entidad se cometen un promedio de 400 homicidios de mujeres al año, sin que sean, en su totalidad, clasificados como feminicidios.

–La violencia contra la mujer ha crecido de una manera diversa, desde el abuso sexual, incluso en las infantas, y los asesinatos hasta la trata de mujeres, ¿qué le preocupa al respecto aquí con el papel de las autoridades mexicanas?  –se le pregunta a la interprete de la famosa serie televisiva La Casa de las Flores.

–Espero que evalúen la voluntad de cambiar esta situación y de emprender programas, estrategias que realmente arrojen otros resultados. Por eso la Iniciativa Spotlight es muy importante, porque el país se compromete dentro de un foro internacional a cooperar para que se puedan implementar programas y campañas, para que podamos ver eventualmente cambios considerables de esta problemática que estamos viviendo. 

“Es muy relevante que haya un compromiso a nivel internacional. La Unión Europea junto con las Naciones Unidas están dando una fuerte cantidad de dinero para que se implemente”, resalta con desagrado: “Bueno, ¡no es nada honroso ser receptores de ese estímulo financiero!” Su tono de voz da cuenta de su intranquilidad: “Preocupa que no haya una real impartición de justicia, que no haya cuentas que rendir, y eso debe cambiar”.

Al instante, exalta Suárez (quien ya ha sido vocera de la ONU para la campaña de Protección a los Defensores de Derechos Humanos e igual ha laborado en un proyecto personal de Parto Humanizado en Hospitales Públicos de la Ciudad de México, surgido en 2011):

“Las instituciones deben fortalecerse en cuanto a lo que realmente tendría que ser la impartición de justicia. La Iniciativa Spontlight posee suficiente estructura para que el Estado Mexicano tome el nivel de compromiso que este problema requiere.”

La geofísica María Salguero, egresada del Instituto Politécnico Nacional, ya identificó que el crimen organizado ha elevado los feminicidios en varias zonas de México. Muestra que llevó a 9 el promedio diario de asesinatos de mujeres. Esta investigadora independiente creó un mapa interactivo en Google, donde hace un recuento mensual de los feminicidios en México. Salguero reporta mil 408 casos de mujeres asesinadas durante el primer semestre de 2018. Destaca que las calibres de las armas son de uso exclusivo del Ejército. La 9 milímetros es la más común, pero también ha encontrado el uso de AR15, AK47, que son rifles de asalto. También la “matapolicías” que es un arma corta, calibre 57.

Suárez agradece que la UE y la ONU se hayan fijado en ella:

“Me siento muy horada de haber sido invitada a participar. Me entristece también que sigamos hablando de esto, y que aumente la problemática”.   

Esta entrevista se publicó el 14 de octubre de 2018 en la edición 2189 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios