“Leona”, una historia judía para generar discusión, compite en el Festival de Cine de Morelia

MORELIA, Mich. (apro).- La ópera prima de Isaac Cherem, titulada Leona, ofrece una mirada directa de la comunidad judío-mexicana en cuanto a sus tradiciones y efectúa una síntesis, muy rápida, de cómo ésta llegó al país desde hace 100 años.

El director, quien es judío, se centra en la historia de una mujer de 25 años, pintora de murales, que radica en la Ciudad de México, pero se enamora de un joven que no pertenece a la comunidad judía y su familia empieza a juzgarla, rechazarla e incluso a marginarla. La controlan, pero ella trata de defender su independencia.

Cherem confiesa que lo que desea con este filme -escrito por la actriz y protagonista Naian González Norvind y el mismo realizador- es generar controversia, “dialogar y encontrar la mejor solución”.

Relata:

“Eso ocurre en la comunidad judía y de ahí sale la idea. Deseamos que este relato sirva como metáfora para traducirse a otras culturas, países, comunidades donde estén sucediendo cosas similares. Ojalá haya gente que se pueda identificar, aunque no sea judía”.

Confiesa que su idea es “que haya distintas reacciones para conversar”. De 95 minutos de duración, la película compite en la sección de Largometraje Mexicano de la 16 edición del Festival de Cine de Morelia (FICM).

A González Norvind, quien igual se involucró en la producción, le encantó descubrir el mundo judío. Ella le da a su personaje flaqueza e inseguridad a pesar de ser fuerte. Logra llevar un personaje que cambia constantemente de emociones y situaciones. Su novio (Christian Vázquez) también ofrece un lado machista que posee el mexicano católico.

Es un largometraje lineal, pero bien trabajado en las diversas locaciones naturales de la capital mexicana.

 

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios