“No hay prueba de nada”… pero en la caravana de migrantes hay gente de Medio Oriente, insiste Trump

WASHINGTON (apro).- El presidente Donald Trump insistió este martes que en la caravana de migrantes centroamericanos que actualmente se encuentra en México hay gente de Medio Oriente, y el vicepresidente estadunidense Mike Pence aseguró que fue organizada por grupos de izquierda y financiada por Venezuela.

Durante la promulgación de una ley sobre infraestructura hidráulica, en la Oficina Oval de la Casa Blanca, Trump y Pence hicieron las afirmaciones sin presentar evidencias que sustentaran sus palabras.

“Bien pueden estar en la caravana… tengo muy buena información”, dijo Trump a los reporteros cuando lo cuestionaron respecto de sus declaraciones de que hay gente de Medio Oriente inmiscuida en la caravana centroamericana.

El mandatario, quien ha estado haciendo afirmaciones sin sustento para sacar provecho electoral a favor del partido republicano, con miras a las elecciones de medio periodo del próximo 6 de noviembre, fue ahora más enfático en sus señalamientos sobre la criminalización de la caravana centroamericana.

Asentó que en muchas conversaciones que ha tenido con agentes de la Patrulla Fronteriza, éstos le han confirmado que “han interceptado a mucha gente procedente del Medio Oriente, incluidos integrantes del Estado Islámico, a gente buena y gente mala; gente maravillosa del Medio Oriente, Sudamérica y más allá”.

Y, como siempre lo hace, dejó en la ambigüedad su declaración, sin explicar lo ilógico de que los agentes de la Patrulla Fronteriza hubieran interceptado a gente de la caravana, cuando ésta se encuentra a más de 2 mil 500 kilómetros de distancia de la frontera sur de Estados Unidos.

“Entre la gente que han interceptado recientemente hay gente de Oriente Medio”, reiteró el ocupante de la Casa Blanca, quien al ser nuevamente interrogado por los reporteros sobre las pruebas de sus afirmaciones, respondió: “Bien la puede haber… no hay prueba de nada”.

En sus ediciones impresas de este martes, los diarios The New York Times y The Washington Post –dos de los más influyentes e importantes de Estados Unidos– publicaron en primera plana que las declaraciones de Trump sobre la caravana son una estrategia electoral llena de mentiras que propagan el miedo y el racismo entre los electores estadunidenses.

En el evento en la Oficina Oval, Trump pidió al vicepresidente Mike Pence que repitiera los comentarios que había hecho al diario The Washington Post sobre una conversación que sostuvo con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, respecto del origen y financiamiento de la caravana centroamericana.

“Es inconcebible que no haya individuos del Medio Oriente como parte de esta creciente caravana”, empezó diciendo el vicepresidente, luego de lo cual agregó que, en su conversación con Hernández, éste le dijo que la caravana “fue organizada por grupos de izquierda y financiada por Venezuela”.

Por otro lado, Trump desechó la idea de que ayudando económicamente a los países centroamericanos se podría frenar el flujo migratorio de esos países hacia el norte.

Esta misma semana afirmó que suspendería la ayuda económica que su país ofrece a El Salvador, Honduras y Guatemala, en castigo porque los gobiernos de esas naciones fueron incapaces de contener a su gente para formar la caravana.

Para el año fiscal 2019, que inició el pasado 1 de octubre, Estados Unidos comprometió 69.4 millones de dólares en ayuda económica para Guatemala, 65.7 millones para Honduras y 45.7 millones para El Salvador.

Finalmente, el presidente de Estados Unidos advirtió que su gobierno hará lo que sea necesario y lo que esté a su alcance para evitar que la gente que integra a la caravana llegue a su país.

Comentarios