Envían bombas a Barack Obama, Bill Clinton y a CNN

El Servicio Secreto y la Policía de Nueva York interceptaron tres artefactos explosivos enviados a las residencias de los expresidentes demócratas Barack Obama y Bill Clinton, así como al complejo Time Warner de Nueva York, sede de la cadena de noticias CNN.

Otro paquete sospechoso fue hallado por la policía de Florida en las oficinas de la representante Debbie Wasserman Schultz, expresidenta del Comité Nacional Demócrata, aunque no se confirmó si se trataba de una bomba.

De acuerdo con el diario The New York times, los explosivos son similares al que fue encontrado y detonado el lunes en la casa del multimillonario y filántropo estadunidense de origen húngaro, George Soros, en Bedford, Nueva York.

Un comunicado del Servicio Secreto reveló que el hallazgo del paquete explosivo dirigido a la excandidata presidencial Hillary Clinton ocurrió a última hora del martes. Fue localizado en la residencia en la que vive con el expresidente Bill Clinton en el condado de Westchester, Nueva York.

El paquete enviado a la residencia de Barack y Michelle Obama en Washington DC fue localizado este miércoles, informa el comunicado.

En ambos casos, asegura la dependencia encargada de la seguridad de los exmandatarios, los paquetes sospechosos “fueron identificados inmediatamente durante los procedimientos de detección de correo de rutina como posibles dispositivos explosivos y fueron manejados adecuadamente”.

Informa también que los exmandatarios y sus familias no recibieron los paquetes ni corrieron el riesgo de recibirlos, aunque no especificó si se encontraban en sus respectivos hogares cuando ocurrieron los hallazgos.

El asunto está bajo una “amplia investigación criminal” y reunirá “todos los recursos disponibles” a nivel federal, estatal y local para “determinar la fuente de los paquetes e identificar a los responsables”, agregan las autoridades.

 

Desalojan estudios de CNN

El hallazgo del paquete enviado a las oficinas de la cadena CNN en el Time Warner Center, un complejo de edificios ubicado en Columbus Circle de Nueva York, que también alberga un centro comercial.

De acuerdo con la propia cadena, el paquete sospechoso iba dirigido al exdirector de la CIA, John Brennan, crítico del presidente Donald Trump, pero quien no trabaja en ese lugar, sino en la televisora MSNBC.

El Departamento de Policía de Nueva York evacuó el complejo y varias calles a la redonda, y pidió no acercarse a la zona mientras revisaba las instalaciones. La medida obligó a cortar la transmisión que realizaban en esos momentos los conductores Poppy Harlow y Jim Sciutto.

El artefacto, “construido con una tubería y cables”, fue retirado por un escuadrón antibombas en un camión blindado. Las instalaciones de CNN en Nueva York y otras ciudades fueron revisadas por seguridad, sin que se encontraran más artefactos explosivos.

 

La Casa Blanca emite condena

Aunque por la mañana de este miércoles se informó que otro paquete había sido enviado a la Casa Blanca, el Servicio Secreto lo negó poco después.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, condenó en un breve comunicado “los intentos de ataques violentos” contra Barack Obama, Bill y Hillary Clinton y “otras figuras públicas”.

El envío de paquetes bomba a críticos del presidente Donald Trump ocurre a menos de dos semanas de las elecciones de medio término en Estados Unidos, en las que el mandatario se juega el dominio del Congreso. (Con información de AP y EFE)

Comentarios