En debate panista, Marko Cortés y Gómez Morin invocan a AMLO y a Anaya

Cortés y Gómez Morin, por la dirigencia panista. Foto: PAN Cortés y Gómez Morin, por la dirigencia panista. Foto: PAN

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los dos proyectos para dirigir el Partido Acción Nacional (PAN) en los próximos tres años, encabezados por Marko Cortés Mendoza y Manuel Gómez Morin Martínez del Río –nieto del fundador–, se confrontaron esta noche en un áspero debate marcado por la corrupción que tiene “agonizante” a esa formación partidaria.

En el único debate previsto en la contienda, que concluirá con la elección del 11 de noviembre, fueron invocados Ricardo Anaya, el derrotado candidato presidencial que tramó una alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano, que Cortés criticó, y Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de Morena ante el cual el PAN, afirmó Gómez Morín, perdió también la bandera de la honestidad.

Desde el inicio del debate, moderado por la periodista Elisa Alanís, quedó claro el diagnóstico de lo que hoy es el PAN: Cortés tomó distancia del grupo de Anaya, al decir que “se acabó la democracia” y se tomaron “malas decisiones”, incluida la alianza y las designaciones, mientras que Gómez Morin fue rotundo: “El PAN agoniza, el PAN está muriendo”.

Y también desde el principio comenzaron las hostilidades cuando Cortés acusó a Gómez Morin de apoyar hace tres años la campaña del PRI en Naucalpan, Estado de México –su lugar de residencia–, y haber impugnado el triunfo del PAN.

El nieto del fundador lo negó –“en ningún momento apoyé a otro partido”– y le reviró sobre el dinero que confesó a Juan José Rodríguez Prats haber recibido de empresarios cuando, en 2011, buscaba la candidatura a gobenador de Michoacán: “¿Qué pasó con los 70 millones? ¿A cambio de qué? ¿Por qué eso es algo normal?”.

Esta historia, revelada al semanario Proceso por Rodríguez Prats y abordada en el CEN del PAN, como confirmó Tomás Trueba, exsecretario general adjunto, en entrevista difundida hoy mismo, sólo hizo a Cortés emitir una lacónica respuesta: “Tus dichos calumniosos son basados en el dicho de un panista”.

Y contraatacó acusando a Gómez Morin de ser parte de una empresa señalada de lavar dinero, lo que él rechazó: “No sé cuánto habrás pagado por hacer un expediente que no sirve de nada. El que tiene que dar explicaciones eres tú. Yo sé de qué vivo. ¿Tú de qué vives?”.

Aludió entonces a una huerta aguacatera en Michacán propiedad de Cortés, que según Gómez Morin se concretó tras derribar miles de árboles. “Es increible cómo difamas. Tú sí estás involucrado en una denuncia. Y no has respondido por qué apoyaste al PRI. O somos panistas o no”.

En el debate, celebrado en la sede nacional del PAN y dividido en tres bloques –cuya transmisión fue cortada cuando cerraba Gómez Morin–, quedaron establecidos los proyectos que cada uno defiende, el de continuidad de Cortés, apoyado por las “cúpulas”, y el de su adversario que se reivindicó como el candidato de los militantes “de a pie”.

El nieto del fundador del PAN fue reiterativo en asociar a Cortés con la corrupción, en particular con los “moches”, y le reprochó: “Lo único que tienes de azul es la corbata”.

También lo criticó por querer crear un Código de Ética que ya existe. “Yo pertenezco a una generación que no necesita un código de ética para distinguir entre lo que se debe o no hacer. Tenemos la ética grabada en la conciencia”.

“Tu única fortaleza es tu apellido”, le restregó Cortés a Gómez Morin, cuando éste soltó a aquel que su candidatura era producto de un pacto “entre cúpulas”, como el grupo de panistas que apoyaron a Anaya y los gobernadores, que han “desfigurado al PAN por la corrupción”.

Cortés añadió que a Gómez Morin sólo lo respalda el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, mientras que a él lo apoyan el resto de los mandatarios, y lo retó ante su derrota: “¿Vas a aceptar el resultado? ¿Vas a seguir siendo panista o vas a ir con López Obrador?”.

Gómez Morin evadió en dos ocasiones la pregunta, pero finalmente dijo que aceptaría el resultado, siempre y cuando los gobernadores “saquen las manos” del proceso, que la comisión organizadora de la elección, presidida por Cecilia Romero, actúe con imparcialidad, y se respete la voluntad de los militantes.

“Qué bueno que aceptaste que vas a reconocer los resultados, pero con muchas condiciones. Te me figuras a Andrés Manuel”, le respondió Cortés, quien en el cierre se dirigió al público que siguió el debate por televisión: “Perdón por el espectáculo”.

Y concluyó con un exhorto a Gómez Morin para que, en lo que resta de la campaña, actúe con civilidad: “Que ya no difames y no mientas”.

Gómez Morin le respondió “no difamo ni miento”, y asoció a su adversario con el excandidato presidencial: “Marko Anaya o Ricardo Cortés”.

A ambos, sus equipos los dieron como ganadores del único debate de esta contienda.

Comentarios

Load More