Alegre adiós de Gorillaz en el Palacio de los Deportes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Antes de partir hacia unas vacaciones indefinidas de los escenarios, el grupo Gorillaz decidió despedirse con un fiestón la noche de ayer en el Palacio de los Deportes al cual asistieron poco más de 21 mil fans, mismos que quedaron fascinados con la magia que provoca la banda que comanda el londinense Damon Albarn.

Luego de que recientemente se anunció su retiro del mundo musical por 10 años, la última parada de los gorilas musicales sería nada menos que la Ciudad de México, como parte de su tour The Now Now.

–¡Quién sabe si los volveremos a ver! –sollozaban sus seguidores corriendo por los pasillos en búsqueda de sus lugares por el Domo de Cobre, y que bajo esta consigna, uno a uno activaron sus emociones al máximo para gozar de la cita con premura.

“M1 A1” fue el tema de apertura de la que emergió el cincuentón Damon Albarn, cobijado con una enorme pantalla a sus espaldas para ver las hipnotizantes animaciones creadas bajo el ingenio del caricaturista Jamie Hewlett, cofundador de la banda. Momento preciso para que salieran a escena los músicos virtuales llamados “2-D”, “Noodle”, “Murdoc Niccals” y “Russel Hobbs”, siendo la identidad de los Gorillaz porque como bien se sabe, sus integrantes “son dibujos animados”.

Cada rola se acompañó de estas historietas en 2D y 3D, a la par del ensamble “real” que relució por su calidad instrumental al ritmo de sonidos eclécticos entre fusiones electrónicas, rap, hip hop, funk, jazz y rock.

Gritos hasta el desgañite, lágrimas en los ojos, aplausos ensordecedores fueron parte de la bienvenida de sus fans que se extendió durante todo el delirante espectáculo de casi dos horas. “Tranz”, “Last Living Souls” y “Every Planet We Reach Is Dead”, sumergieron las miradas y los oídos a través de la propuesta vanguardista que traspasa generaciones. Una pasión absoluta y baile hizo temblar el foro especialmente cuando Damon Albarn se cubrió con la bandera de México al vibrar “Magic City”, siguiéndole “19-2000” para acercarse al filo del entarimado y dejarse palpar por sus locuaces devotos.

“Superfast Jellyfish”, “El Mañana”, “Fire Flies” y “Andromeda”, mantuvieron los bríos de interminable ebullición de imágenes tecnológicas y sonoridades poderosas moviendo los cuerpos.

“Hollywood”, “Stylo” y “Feel Good Inc.” conservaron la mecha de la pachanga a todo fuego hasta cercanas las 11 de la noche, cuando parecía que llegaba el fin con “Plastic Beach”. Con el rostro visiblemente conmocionado y sonriente, Damon clamaba:

“¡Los amo!”, dando agradecimiento a su público mexicano a quienes eligió para su celebración. Retornó pare rendir homenaje al entrañable cantante cubano Ibrahím Ferrer (1927-2005) del Buena Vista Social Club, resonando “Latin Simone (¿Qué Pasa Contigo?)”.

Aún había un poco más para saciar hasta el tope con “Kids With Guns”, sin faltar la siempre aclamada “Clint Eastwood” y como fulminante, a las 23:30 horas, “Demon Days”.

Antes de escabullirse tras el montaje, el también cabecilla de Blur reconoció a sus músicos reales y su gente. Rindió reverencias de notable amor e infinito respeto a nuestro país, al cual correspondió el clamor multitudinario.

Así, Gorillaz demostró anoche que no todas las despedidas son tristes gracias a la música.

Con 20 años de existencia, Gorillaz fue creado con la imaginación del músico británico Damon Albarn y el animador Jamie Hewlett en 1998; su aclamado álbum debut fue lanzado en 2001. Las producciones que le siguieron son: Demon Days (2005), Plastic Beach (2010), The Fall (2011), Humanz (2017) y The Now Now (2018).

La banda ganadora de premios BRIT y Grammy, también ha sido reconocida por El Libro Guinness como el “Acto Virtual Más Exitoso del Planeta”. Actualmente mantienen su esencia conceptual de animaciones virtuales teniendo a 2-D (voz y teclados), Russel (batería), Noodle (guitarra) y Murdoc (bajo), quien está temporalmente indispuesto y ha tomado su lugar Ace, antiguo miembro de “La Banda Gangrena” (de la caricatura Las Chicas Súper Poderosas).

¿Cuándo estarán en escena nuevamente los Gorillaz? La incógnita sopla en el aire… Mientras tanto, sus adoradores mexicanos recibieron este obsequio en el Palacio de los Deportes, quedando sellado como un alegre recuerdo festivo.

Comentarios