Ante robo de diseños de Oaxaca, dan taller a niños para fortalecer su identidad

OAXACA, Oax. (apro).- Ante el robo de diseños endémicos, propios de Oaxaca, la asociación civil Hacer Tequio A.C ofreció el taller “Bordando Oaxaca” a niños y niñas para fortalecer la identidad por medio de saberes y prácticas de los pueblos originarios y alentar el diálogo intercultural.

Se trata de una de las actividades que se ofrecen dentro del Laboratorio Infantil de Arte (Linda), que forma parte de la 38 Feria Internacional de Libro de Oaxaca (FILO), con el objetivo de acercar a la población, sobre todo en etapa escolar, a la identificación de bordados, materiales y textiles de las diversas regiones del estado.

Este tipo de talleres busca acercar a los oaxaqueños a las creaciones textiles y artesanales propias y exclusivas de nuestra zona, al tiempo de vivir la experiencia de realizar el trabajo artesanal que interviene para su creación.

Dicha actividad surgió gracias al trabajo de la artista Mariana García, quien asesora a Hacer Tequio, una asociación civil biocultural que se dedica a la labor de fortalecer la identidad por medio de saberes y prácticas de los pueblos indígenas, quienes han tenido que luchar contra el plagio de sus diseños y bordados.

En los últimos cuatro, indígenas mixes, zapotecas y chinantecos denunciaron que diseñadores extranjeros plagiaron elementos y patrones gráficos que componen y representan la identidad de los pueblos originarios de Oaxaca.

Para junio de 2015, las autoridades municipales de Santa María Tlahuitoltepec denunciaron que la francesa Isabel Marant plagió el diseño sus blusas mixes Xaamïxuy, prenda que expuso en su colección “Etoile” primavera-verano 2015.

Después, habitantes zapotecas de San Antonino Castillo Velasco denunciaron que la marca argentina Rapsodia plagió el diseño tradicional de la blusa de la comunidad, con el fin de presentarla en su colección de invierno 2016 con el nombre de “Marion Missy”.

Y luego, los chinantecos de San Juan Bautista Tlacoatzintepec denunciaron que la marca española Intropia plagió diseños oaxaqueños, precisamente del huipil que incluyó en blusas y vestidos, lo que calificaron como “un verdadero despojo a nuestra cultura e historia”.

Entonces, ante el robo de diseños endémicos se han creado este tipo de talleres para acercar a los oaxaqueños a las creaciones textiles y artesanales propias y exclusivas de la entidad y que dan identidad.

Hacer Tequio (trabajo comunitario) también realiza otros proyectos como “Dibujando mi comunidad” con la metodología Proceso Creativo de Mapeo Comunitario (ProCreMaC), donde los niños participan, investigan y realizan narrativas plásticas y orales sobre las tradiciones, la cultura y los recursos naturales de su localidad; al mismo tiempo identifican las buenas prácticas que han implementado para cuidar el medio ambiente.

Luego, se realiza una selección de las narrativas plásticas y orales surgidas en el taller con las cuales se diseñó, editó e imprimió una Guía Turística de sus comunidades.

Para los organizadores, “Bordando Oaxaca” contribuye al fortalecimiento de las diversas expresiones artísticas culturales para generar un vínculo de comunicación entre niños de diferentes comunidades, favoreciendo así la construcción del diálogo intercultural y la divulgación del conocimiento biocultural de Oaxaca.

Comentarios