Seis años son insuficientes para concluir grandes obras de infraestructura: Peña

TOLUCA, Edomex. (apro).- A casi un mes de concluir su mandato, el presidente Enrique Peña Nieto destacó la importancia de dar continuidad a las obras de su administración que representan un beneficio a largo plazo para la población, pues “seis años no son suficientes para concluir estas grandes obras de infraestructura”.

El llamado fue realizado en gira de trabajo por Cuautitlán Izcalli, acompañado del gobernador Alfredo del Mazo, para entregar el Túnel Canal General y el embovedamiento del Río de los Remedios, y supervisar los últimos trabajos para la puesta en operación del Túnel Emisor Poniente II, primera etapa.

Al inicio de la administración, recordó que el Túnel Emisor Oriente tenía un avance de 38.8% en su construcción de más de 60 kilómetros; en la actualidad, se encuentra al 93.4% y es probable que deba concluirse por el próximo gobierno.

“Esto deja también en claro el enorme significado que tiene la continuidad que debe haber, sobre todo en obras de gran infraestructura que son transexenales”, justificó, sin referirse de manera específica al NAIM o al Tren Interurbano México-Toluca, por ejemplo.

Estas tres obras que implicaron una inversión de 6 mil 600 millones de pesos, aseguró Peña Nieto, son compromisos cumplidos “de gran calado” para los habitantes del Valle de México, y mejorarán la operación del sistema de drenaje al aumentar la capacidad de desalojo de aguas negras y pluviales en 144 metros cúbicos más por segundo en beneficio de más de 6 millones de habitantes.

En su oportunidad, Del Mazo Maza indicó que “desde que fue gobernador, el presidente Peña Nieto tuvo la visión de hacer de la infraestructura no sólo motor de crecimiento económico, sino poderoso medio para mejorar la calidad de vida de las familias”.

A diferencia de las autopistas, expuso, la infraestructura hidráulica no se nota, pero es de gran importancia.

El Túnel Emisor Poniente, confió, resolverá los problemas de inundaciones en los municipios de Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza para los próximos 50 años.

El embovedamiento del Río de los Remedios mejorará las condiciones de higiene y salubridad, y disminuirá riesgos de inundación en Ecatepec y Nezahualcóyotl, mientras el Canal General aumentará la capacidad para captar las aguas pluviales de Valle de Chalco e Ixtapaluca.

“Señor Presidente, las obras que hoy inaugura protegerán la integridad de los mexiquenses y el patrimonio de sus familias”, concluyó.

Comentarios