CNDH emite recomendación al IMSS por causar daño neurológico a recién nacido

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por la inadecuada atención de una mujer y su hijo durante el parto, que provocó daños neurológicos y secuelas físicas a un recién nacido.

El organismo informó que los hechos ocurrieron en el Hospital de Gineco-Obstetricia Número 4 Luis Castelazo Ayala, en la delegación Álvaro Obregón, donde la afectada fue ingresada a labor de parto a las 40.4 semanas de embarazo.

Aunque se le suministraron medicamentos para facilitar el parto, no se logró la dilatación adecuada. En un comunicado, la CNDH relata que la mujer solicitó que se le practicara una cesárea debido a los insoportables dolores que tenía, pero su médico lo rechazó.

Luego, el personal médico intentó romper la fuente introduciendo una mano y presionando el abdomen hacia abajo con la otra. Dicho procedimiento se realizó en tres ocasiones, sin éxito. Tras informar a la mujer que el producto cambió de posición, la mujer fue llevada a quirófano, donde se le practicó la cesárea.

Sin embargo, los médicos informaron que el recién nacido estaba grave y que sería llevado a terapia intensiva. En su investigación, la CNDH recopiló el testimonio de un familiar de la mujer, quien aseguró que el bebé tuvo una crisis convulsiva debido a la inflamación del cerebro, que tenía fractura craneal, hematomas y cúmulo de sangre entre el cráneo y la piel.

Por su estado de salud, el recién nacido debió ser trasladado a la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

En su Recomendación 36/2018, dirigida al director general del hospital, Tuffic Miguel Ortega, la CNDH establece que, por las omisiones en la atención médica, el bebé padece alteración del movimiento de las cuatro extremidades, especialmente las del lado izquierdo. Además, puede verse afectado en la función del lenguaje a nivel cognitivo.

El organismo determinó que se ejerció violencia obstétrica y se violó el derecho humano a la protección de la salud en agravio de ambas víctimas. Por ello solicitó al titular del IMSS que repare el daño a madre e hijo y se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral.

También solicita que se proporcione atención psicológica a la mujer y atención médica especializada vitalicia al bebé, además de medicamentos, acceso a servicios e instituciones que incentiven su desarrollo social y educativo, guardería especializada

Para el cumplimiento de estas medidas, la autoridad responsable deberá constituir, en el plazo de seis meses, un fideicomiso, informa el comunicado.

La CNDH también informó que presentará una queja ante el Órgano Interno de Control del IMSS contra el personal médico responsable, solicitó que se incluya una copia de la recomendación en su expediente laboral “para que haya constancia de las vulneraciones”, y pidió capacitar al personal sobre los estándares del derecho a la protección de la salud materna y de la niñez.

De todas las medidas deberá informar el IMSS a la CNDH a través de un servidor público de alto nivel que sea designado como enlace.

Comentarios