Presunto seguidor de Trump, el autor del envío de explosivos a demócratas

WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se catalogó a sí mismo como el político “más atacado y criticado”, prometió que se castigará con todo el peso de la ley al responsable del terrorismo político dirigido a figuras prominentes del partido demócrata como los expresidentes, Bill Clinton y Barack Obama.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI), anunció este viernes la captura en Miami, Florida, del presunto terrorista político a quien identificó como César Sayoc, de 56 años.

Al respecto, durante una ceremonia con jóvenes líderes de la comunidad afroamericana en la Casa Blanca, Trump informó:

“Me complace anunciar que las autoridades han capturado al sospechoso y lo tienen bajo su custodia”.

El FBI confiscó una camioneta tipo van al presunto sospechoso de enviar la docena de paquetes con explosivos. El vehículo tiene los cristales tapizados con calcomanías con mensajes a favor de Trump, en contra de la excandidata presidencial Hillary Clinton y de la cadena de televisión CNN, entre otros mensajes políticos.

Captura de video provisto por WPLG-TV muestra la camioneta asegurada en Plantation, Florida, al presunto responsable del envío de paquetes explosivos a demócratas. Foto: AP

Captura de video provisto por WPLG-TV muestra la camioneta asegurada en Plantation, Florida, al presunto responsable del envío de paquetes explosivos a demócratas. Foto: AP

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, informó que las autoridades federales acusan a César Sayoc por cinco delitos federales, incluido el envío de explosivos. Por dichos cargos el sujeto podría enfrentar 58 años de prisión, añadió.

El fiscal estadunidense hizo el anuncio de los cargos, apenas horas después de que las autoridades federales arrestaron a Sayoc.

Segú la agencia AP, Sayoc es un culturista aficionado y ardiente partidario del presidente Donald Trump.

Se aplicará todo el peso de la ley: Trump

En los últimos días, además de los exmandatarios y sus esposas, una decena de políticos demócratas y críticos del presidente Trump, como el exvicepresidente Joe Biden, el exprocurador de justicia, Eric Holder, y el exdirector de la CIA, John Brennan e incluso la cadena de televisión CNN han sido objeto del envío de explosivos por paquetería.

“Estos actos de terrorismo son despreciables y no tienen cabida en nuestro país. He instruido a las autoridades a que no escatimen en gastos y recursos para encontrar a los responsables y procesarlos con celeridad ante la justicia. Los procesaremos y se les aplicará todo el peso de la ley”, subrayó el mandatario estadunidense en el mensaje que dio en la Casa Balnca.

Y sin mencionar el nombre al supuesto responsable de enviar los paquetes advirtió:

“Nunca debemos permitir el enraizamiento de la violencia política, no permitiremos que ocurra y estoy comprometido a hacer lo que sea necesario y que este en mi poder como presidente para detenerla, y pararla ahora.

“Los estadunidenses debemos estar unidos y en este momento debemos demostrarle al mundo que estamos unidos en paz, armonía y amor. No hay otro país como el nuestro y todos los días le demostramos al mundo los verdaderamente grande que somos”, concluyó Trump.

Ayer, a través de su cuenta personal de Twitter, Trump responsabilizó a la prensa del odio y hostilidad que pulula en la sociedad estadunidense, en referencia a las intimidaciones políticas con explosivos de fabricación casera.

Ambiente electoral

A menos de dos semanas de las elecciones generales de medio periodo del próximo 6 de noviembre, cuando se definirá la representación política del Congreso federal, Trump se ha dedicado a responsabilizar a los demócratas de la polarización social y de todo lo malo que ocurre en Estados Unidos.

Por ejemplo, Trump achaca a los demócratas la organización y financiamiento de la caravana de migrantes centroamericanos que se encuentra en México a más de dos mil kilómetros de distancia de la frontera sur estadunidense.

El presidente de Estados Unidos ha señalado que la eventual llegada de la caravana a la frontera sur es una “emergencia nacional” por lo que ha pedido al Pentágono desplegar a unos 800 o mil soldados para labores de asistencia técnica a la Patrulla Fronteriza y pondera suspender las peticiones de asilo, por cualquier razón, de migrantes centroamericanos, exclusivamente.

 

Comentarios