Activista rarámuri asesinado estaba inscrito en Mecanismo de Protección de la Segob

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Julián Carrillo Martínez, el líder rarámuri que fue asesinado el miércoles pasado, desde 2014 se incorporó al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, el cual le dio un teléfono satelital que le servía a él y su familia para comunicarse con las autoridades en caso de sufrir alguna agresión.

Según la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Carrillo Martínez solamente tenía ese mecanismo de seguridad que le dieron a petición de Alianza Sierra Madre A.C. (ASMAC), organización a la que pertenecía y que estaba preocupada por las agresiones, amenazas e incidentes de riesgo que había sufrido el líder rarámuri.

El Mecanismo de Protección le sugirió desplazarse a un “refugio de seguridad” para proteger su vida, pero éste rechazo tal medida, según informó a Apro la Subsecretaría de Derechos Humanos.

Ahora, varias organizaciones sociales le piden a la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección que, para su reunión ordinaria del próximo 30 y 31 de octubre, haga una “revisión urgente del caso” y una “evaluación” sobre la protección que le brindó al líder rarámuri, la cual finalmente no funcionó.

Entre estas organizaciones está la Red de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, conformada por 85 organizaciones con presencia en 23 estados del país.

Comentarios