“Personas haciendo cosas”, de Misael Garrido

"Personas haciendo cosas" de Misael Garrido. El absurdo de la vida cotidiana. Foto: Twitter @LaCapillaTeatro "Personas haciendo cosas" de Misael Garrido. El absurdo de la vida cotidiana. Foto: Twitter @LaCapillaTeatro

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las personas pasan la vida haciendo cosas. Las personas son distintas y las cosas que hacen son varias. Todos somos y todos hacemos.

Personas haciendo cosas es una deliciosa obra al estilo teatro del absurdo –ganadora del segundo lugar del Premio Independiente de Joven Dramaturgia 2017 de Teatro Sin Paredes–, escrita por Misael Garrido y dirigida por Juan Carlos Franco.

Los actores Pablo Marín e Isabel Toledo aparecen en un escenario sencillo y bonito, con un piso a cuadros negros y blancos, de fondo un cielo azul con nubes blancas, una mesa y dos sillas. A los lados cuelgan, de alambres de distintos tamaños, una gran variedad de objetos: utensilios de cocina, libros, trapos, una escoba.

Desde el principio, los personajes –“cuyo nombre es irrelevante”, en sus propias palabras– rompen la cuarta pared y explican al público las reglas de su montaje, basadas, en general, en el sentido común: no hablar con los actores, no gritar, no lastimar a nadie (esto último lo recomiendan tanto en el teatro como en la vida). Explican que están tratando de hacer un espectáculo de danza, o un performance, o algo que ni siquiera ellos saben qué es.

La premisa es simple: Tratar de contestar “si estuvieras en un lugar muy amplio, frente a un montón de personas y tuvieras la posibilidad de decirles algo que modifique su vida, ¿qué les dirías?”

Los episodios avanzan en busca de la respuesta, y el público no entiende del todo la relación de los personajes –cómo entenderla, si ni siquiera ellos la entienden–. Pero lo que sí hay son sensaciones. La obra demuestra que, al final, las relaciones son entre personas, y por lo tanto funcionan de maneras similares: madres, hijos, parejas, amigos. A todas las une el afecto, y es común que con el tiempo se transforme.

La puesta en escena de Juan Carlos Franco es impecable. Las actuaciones son naturales, ágiles, graciosas en ocasiones y otras conmovedoras. Esto, aunado al texto, hace que el público pueda conectar con gran facilidad con lo que está sucediendo en la escena, pensar en temas tan banales como el desayuno o en otros tan filosóficos como el sentido de la vida.

Personas haciendo cosas se presenta los lunes a las 20 horas en el Teatro La Capilla (Madrid 13, Col. Del Carmen, Coyoacán). Hasta el 17 de diciembre.

 

Comentarios

Load More