Este miércoles 31 inicia mega corte de agua en la CDMX; expertos lanzan recomendaciones de ahorro

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este miércoles 31 comienza el corte al suministro de agua por obras de mantenimiento en el Sistema Cutzamala en 13 de las 16 alcaldías de la capital del país, mismo que durará hasta el sábado 3 de noviembre, aunque se prevé que el servicio se restablecerá al 100% hasta el lunes 5.

La medida afectará a poco más de tres millones 840 mil habitantes de 480 colonias. En las alcaldías Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo el corte será total (100%); mientras que, en Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Tláhuac, Tlalpan y Venustiano Carranza, será parcial (70%).

La lista de las colonias afectadas se puede consultar en la siguiente liga:

https://www.sacmex.cdmx.gob.mx/storage/app/media/index/COLONIASOK.pdf.

El corte también alcanzará a 12 municipios del Estado de México: Toluca, Metepec, Huixquilucan, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Tultitlán, Coacalco, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y una parte de La Paz.

El pasado 18 de septiembre, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Comisión del Agua mexiquense anunciaron la medida con el propósito de hacer obras de mantenimiento al Sistema Cutzamala. Anunciaron que resultarían afectadas alrededor de ocho millones de personas y que duraría hasta el 7 de noviembre.

No obstante, el 19 de octubre el gobierno capitalino informó que se harían ajustes para el corte del servicio con el fin de que las afectaciones fueran menores.

Además, anunció que gastaría 60 millones de pesos para rentar 556 pipas -que darán servicio gratuito- y comprar cinco mil tinacos para atender a la población afectada.

Y aunque en un inicio, la Secretaría de Educación Pública (SEP) dijo que sí habría clases, días después ordenó su suspensión el miércoles 31 de octubre y viernes 1 de noviembre a nivel primaria, secundaria y bachillerato. Tiempo después, la UNAM y el IPN se sumaron a la medida.

Este martes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció que suspenderá el servicio de guarderías.

Prevención y usura   

Ante el anuncio del mega corte de agua y el llamado de las autoridades a almacenar líquido para los días de escasez, los capitalinos comenzaron a prepararse.

De pronto, fue común observar en mercados y tiendas de autoservicio a gente que compraba cubetas, tinas y tambos para almacenar agua. Ello provocó también que los precios de estos utensilios subieran, tal como fue denunciado en redes sociales y se observó en las calles.

En las tiendas de autoservicio también se pudo observar a gente que compraba garrafones de distintas capacidades de agua potable para beber y cocinar. En comercios pequeños dedicados a la comida, los dueños se prepararon al comprar vasos, platos y cubiertos desechables para evitar la necesidad de lavar la vajilla de uso diario.

Hubo vecinos que aprovecharon las lluvias de los días previos para almacenar agua pluvial que puedan usar para lavar patios y limpiar excusados.

Las medidas de ahorro incluso llegaron a recintos culturales. Por ejemplo, para la llamada “Noche de Museos”, el 31 de octubre, habrá algunos que reducirán sus horarios o que suspenderán el servicio de sanitarios.

Y con la intención de reparar un poco las afectaciones a la población, este martes el pleno del Congreso local aprobó un punto de acuerdo para que el gobierno capitalino descuente 15 días del pago de derechos a los habitantes de las 480 colonias que se verán afectadas por el corte.

La propuesta fue hecha por la diputada local Patricia Báez Guerrero, del PAN, quien argumentó: “Tener que adquirir depósitos de agua, contratar pipas particulares o incluso comprar agua embotellada o en garrafones derivará, adicionalmente, en un significativo incremento del costo del líquido comparado con el que en circunstancias normales se paga”.

Según el plan de atención emergente del gobierno capitalino, seis mil policías de la Secretaría de Seguridad Pública estarán pendientes en las alcaldías afectadas para que no haya desorden en la distribución del agua en las pipas gratuitas.

Al menos 50 patrullas escoltarán los vehículos de carga para evitar que la gente las “secuestre”, como ha ocurrido en otras ocasiones, principalmente en delegaciones como Iztapalapa, Tláhuac, Coyoacán, Tlalpan y Álvaro Obregón.

Llaman a evitar el pánico

La víspera del inicio del corte, Fernando González Villareal, director del Programa de Manejo, Uso y Rehúso del Agua (PUMAGUA) de la UNAM, y Daniel Rocha Guzmán, coordinador ejecutivo de la misma entidad, emitieron un comunicado en el que llamaron a no entrar en pánico por la medida.

Por el contrario, emitieron algunas recomendaciones para cuidar el líquido durante los días del corte, entre ellos:

– Informarse de las colonias afectadas, según el listado del Sacmex.

– Revisar que estén limpios cisternas y tinacos, pues pueden ser fuente de microorganismos, y los niveles de estos depósitos, para detectar posibles fugas.

-Reducir fugas en excusados, regaderas y llaves de cualquier instalación doméstica.

-Suspender el riego de jardines, macetas y jardineras.

-No bañarse a diario en regadera o hacer una ducha corta, de no más de cinco minutos, con una regadera económica.

-Almacenar en botes o cubetas el agua fría que sale al inicio de la ducha y reusarla para llenar el tanque del excusado y para la limpieza del hogar.

-Suspender el lavado de ropa durante la contingencia.

-Evitar en lo posible el uso de trastes; usar platos desechables.

-Almacenar de forma higiénica, con tapa y cucharón, suficiente agua para beber y cocinar.

-Cuando se restablezca el servicio paulatino, se debe verificar que el agua no contenga partículas suspendidas antes de llenar cisternas y tinacos.

Los expertos recordaron que la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) se abastece con poco más de 60 metros cúbicos por segundo. El líquido proviene en dos terceras partes del acuífero del Valle de México y una tercera parte del sistema Cutzamala, según González Villareal.

Según datos de la Facultad de Ciencias de la UNAM, se estima que para los siguientes 25 años continuará de manera sostenida el crecimiento de las zonas urbanas y, con ello, el riesgo de mayores problemas de acceso y abastecimiento de agua.

Actualmente, el líquido que se usa en la Ciudad de México proviene de tres fuentes:  71% de aguas sub­terráneas, 26.5% del Río Lerma y Cutzamala y  2.5% del Río Magdalena.

Comentarios