Trump eleva a 15 mil la cifra de soldados que evitarán “invasión” de caravana migrante

WASHINGTON (apro) – El presidente Donald Trump, insistió en que las caravanas migrantes centroamericanas que se dirigen hacia el norte son “una invasión” a los Estados Unidos, por lo que desplegará hasta unos 15 mil soldados para contenerlas.

“Son una invasión, así lo considero”, declaró el presidente de los Estados Unidos en entrevista con la cadena de televisión, ABC, al ser cuestionado sobre las caravanas centroamericanas que se encuentran a más de dos mil kilómetros de distancia de la frontera norte de México.

Este miércoles al salir de la Casa Blanca para iniciar una gira por ocho estados de su país para promocionar a los candidatos republicanos al Congreso federal, con miras a las elecciones del martes 6 de noviembre, Trump declaró que incrementaría el despliegue militar a la frontera sur.

“Enviaremos entre 10 y 15 elementos militares por encima del control fronterizo a cargo de los agentes de ICE y todos los demás en la frontera”, afirmó Trump al salir de la Casa Blanca.

Ante las declaraciones del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, el Comando Norte, a cargo del despliegue militar a la frontera con México, indicó por medio de un comunicado de prensa que el Pentágono apoyaría con más de siete mil elementos a las autoridades migratorias que vigilan la región limítrofe sur de los estados de Arizona, California, Nuevo México y Texas.

La cifra de 15 mil elementos del ejército para vigilar a la frontera sur y evitar la “invasión” de las caravanas migrantes centroamericanas, en términos reales representa al mismo número de soldados que tiene Estados Unidos desplegados en Afganistán y triplica a los que tiene en Irak, presuntamente en labores de combate al terrorismo internacional.

Ambiente electoral enardecido 

Trump no cesa en exacerbar los ánimos de los votantes conservadores de su país que comulgan con él en asuntos de seguridad fronteriza y de criminalizar a la inmigración indocumentada, con el objetivo de evitar que los republicanos pierdan ante los demócratas el control de alguna de las dos cámaras del Congreso federal que estarán en juego en los comicios generales de medio periodo del 6 de noviembre.

En el estado de Oaxaca se encuentra una de las caravanas migrantes que pretenden llegar a la frontera sur de Estados Unidos, y otras dos que le siguen a la primera todavía se localizan en Centroamérica.

El arribo de las tres a la zona limítrofe se calcula para dentro de un par de semanas o un poco más.

La vigilancia de la frontera sur de Estados Unidos está cargo de más de 14 mil agentes federales migratorios, por lo que los hasta 15 mil soldados que Trump pretende desplegar implicarían en términos reales una fuerza de disuasión sin precedentes en la historia estadunidense, para contener una supuesta amenaza de invasión.

En el partido demócrata, algunos de sus líderes, así como expertos en materia migratoria y grupos defensores de los derechos de migrantes, califican las percepciones de Trump sobre las caravanas como una exageración y una mentira con trasfondo electoral para propagar el miedo entre los votantes conservadores que desconocen la realidad migratoria y fronteriza.

No está claro si la cifra de hasta 15 mil soldados que pretende enviar Trump a la frontera con México incluye a los dos mil 92 elementos de la Guardia Nacional que ya se encuentran en la línea limítrofe apoyando a los agentes de inmigración.

Despliegue en marcha

El Comando Norte apuntó que ya están saliendo de distintos fuertes militares en Arizona y Texas, los cinco mil 239 elementos del ejército que hasta el pasado martes se autorizaron para el despliegue, pero ante la nueva cifra que mencionó el presidente aclaró que se les unirán más soldados.

El Departamento de Defensa reiteró que todos los soldados y elementos de la Guardia Nacional que se aposten en la frontera con México no reemplazaran a los agentes migratorios en sus labores, es decir, no detendrán a migrantes ni usarán fuerza letal contra ellos.

Los elementos bélicos llevarán a cabo trabajos de logística como mover y construir vallas de metal o concreto y puentes movibles, levantar albergues temporales, apoyar a los agentes migratorios con tecnología computarizada, de aviación y atención legal y médica.

En la entrevista con la cadena de televisión ABC, Trump acotó lo que ha venido diciendo: que no permitirá que los integrantes de las caravanas centroamericana entren a Estados Unidos. Recalcó a la vez su afirmación,  de la que no presenta evidencias, de que entre los migrantes viajan criminales y entre estos pandilleros que forman parte de agrupaciones criminales como la Mara Salvatrucha.

Expertos en temas militares de Estados Unidos calcularon que el envío de hasta 15 mil soldados a la frontera sur se concretaría en un tiempo de por lo menos uno o dos meses y, que le costaría al erario estadunidense entre 90 y 110 millones de dólares.

El despliegue de una cifra menor de soldados, de entre ocho y 10 mil elementos tendría un costo de entre 60 y 75 millones de dólares.

 

Comentarios