Trump anuncia cambios severos a las leyes de asilo de EU

WASHINGTON (apro).- El presidente Donald Trump anunció ajustes severos a las leyes y procedimientos de asilo de Estados Unidos, y destacó que quienes lo pidan tendrán que hacerlo legalmente.

Mientras se adjudica cada caso, los solicitantes deberán permanecer encerrados el tiempo que sea necesario en albergues temporales cerca de la frontera sur, abundó.

“Tendrán que solicitar asilo por los métodos legales y por los puertos de entrada, pero no serán liberados dentro de Estados Unidos; mientras se procesa en las cortes su caso, serán encerrados en los albergues”, subrayó durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

A cinco días de las elecciones generales de medio periodo del próximo martes 6, en las que estará en juego la composición y control partidista del Congreso federal, el presidente estadunidense alertó nuevamente a su país de que existe una amenaza de invasión por parte de las caravanas de migrantes centroamericanos que se dirigen a la frontera norte de México.

Sobre los cambios a las leyes de asilo, Trump adelantó que será la próxima semana cuando firme la orden ejecutiva para instrumentar las modificaciones.

Lo que estableció como un hecho es que su gobierno no aceptará una sola petición de asilo –aun cuando sea en violación de acuerdos internacionales a los que está suscrito Estados Unidos– por parte de personas que lleguen como inmigrantes indocumentados a los puertos de entrada en la frontera que el país comparte con México.

“Estamos finalizando los detalles de un nuevo sistema de asilo, porque el que tenemos ahora está siendo abusado, el nuevo sistema incluye la construcción del muro que ya comenzamos”, anotó el ocupante de la Casa Blanca.

Al referirse concretamente a las caravanas migrantes centroamericanas que se encuentran a más de 2 mil kilómetros de distancia de la frontera sur de Estados Unidos, Trump reiteró el mensaje que ha enviado desde hace días: no se les permitirá ingresar a Estados Unidos.

“Regrésense”, recomendó a los integrantes de las caravanas, e insistió que entre esos migrantes viajan criminales y pandilleros de la Mara Salvatrucha o MS13.

“Es una defensa del país, no tenemos opción, pero nuestros soldados se encargarán de contenerlos”, subrayó.

Trump pidió al Departamento de Defensa enviar hasta 15 mil elementos del ejército a la frontera con México para respaldar con apoyo logístico y técnico a los agentes migratorios y contener la caravana.

El mandatario advirtió que como comandante en jefe de las fuerzas armadas no permitirá agresiones de ningún tipo contra los agentes de inmigración y mucho menos contra los elementos del Pentágono.

“El aventar piedras a nuestros soldados o agentes lo consideraremos como un ataque con un arma de fuego letal”, sentenció Trump cuando fue cuestionado sobre los ajustes que promulgará con la orden ejecutiva. “Todo se justifica y es totalmente legal porque es una invasión”, añadió.

E insistió en responsabilizar a los demócratas de incentivar la formación de caravanas migrantes por negarse a cambiar las “ineptas y muy estúpidas leyes” de inmigración que imperan en Estados Unidos. “En las caravanas vienes jóvenes que no quisiéramos tener en nuestro país”, soltó.

Por otro lado, agradeció al gobierno de Enrique Peña Nieto por ofrecer trabajo y servicios sanitarios, de educación y sociales a los integrantes de la caravana centroamericana que ahora se encuentra en Chiapas.

No obstante, lamentó que la Policía Federal y el Ejército no hubieran podido contenerlos para ingresar a México por la frontera con Guatemala. “Nuestro ejército no tendrá problemas para detenerlos”, presumió.

Como parte del plan de despliegue militar en la frontera con México, los elementos del Pentágono construirán “miles de carpas” para encerrar el tiempo que sea necesario a los solicitantes de asilo que lo hagan legalmente bajo los preceptos de las leyes estadunidense, sostuvo.

Y se quejó de que, bajo las leyes actuales de asilo de su país, quienes lo requieren, aun cuando sus casos no son justificados, de inmediato son liberados dentro de Estados Unidos y la gran mayoría de éstos ya nunca se presentan años después ante los jueces migratorios cuando se determina el fallo sobre su solicitud.

“El asilo no es para quienes viven en la pobreza, hay millones de personas que viven en la pobreza y Estados Unidos no los puede recibir”, enfatizó.

Y, de acuerdo con Trump, alrededor de 700 mil extranjeros se encuentran en Estados Unidos esperando la adjudicación de sus casos de asilo.

El enfoque electoral del presidente, con su táctica de criminalizar a la inmigración indocumentada, va dirigido a los votantes conservadores de la sociedad estadunidense para que en las elecciones del próximo martes 6 voten a favor de los republicanos para evitar que los demócratas recuperen el control del Capitolio.

Bajo el control demócrata de alguna de las dos cámaras del Congreso federal, Trump podría incumplir las promesas que hizo en materia migratoria en su campaña presidencial de 2016 y en los dos años que lleva al frente del Poder Ejecutivo, lo que pondría en riesgo sus posibilidades de reelección en los comicios de noviembre de 2020.

Comentarios