Luis Goytisolo recibe el Premio Internacional Carlos Fuentes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El escritor Luis Goytisolo recibió este jueves el Premio Internacional Carlos Fuentes a la creación literaria en idioma español.

Es un autor “que contribuyó con su obra, su pensamiento y su visión del mundo, a construir la identidad hispana”, destacó el presidente Enrique Peña Nieto al entregar el galardón, junto con Silvia Lemus, viuda de Carlos Fuentes.

Tras destacar que la obra de Goytisolo es “un universo en sí misma que ya trasciende fronteras, culturas y generaciones”, Peña soltó: “A lo largo de nuestra historia los países hispanoamericanos hemos aprendido el valor de la libertad de expresión y de la crítica, que son hoy un pilar de nuestras democracias”.

Precisamente, abundó, Carlos Fuentes y Luis Goytisolo “son ejemplos de la riqueza intelectual y literaria que pueden surgir en una sociedad que defiende la libertad de expresión y rechaza la censura”.

En el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, Peña sostuvo que para toda sociedad democrática es vital que la libertad de expresión esté garantizada, porque “de la crítica se aprende, y gracias a ella se mejoran las políticas de gobierno, se eliminan las malas prácticas, las sociedades continúan desarrollándose y las democracias se fortalecen”.

Luego detalló que Luis Goytisolo es un autor español “que cuenta con una brillante trayectoria literaria y que ha enriquecido nuestra lengua con la maestría de sus relatos, sus ensayos y sus novelas. Es justo en este último género en el que ha escrito, con enorme talento, miles de páginas imprescindibles para la literatura hispanoamericana, las cuales renovaron el contenido y la forma de la novela tradicional”.

En su oportunidad, Goytisolo Gay recordó su amistad con Carlos Fuentes, la cual, dijo, se remite a los años cuando en pleno franquismo pasó cuatro meses en la prisión de Carabanchel por razones políticas.

“Carlos Fuentes organizó en México, en conexión con Max Aub y otros exiliados españoles, una campaña internacional por mi liberación que, sin duda, contribuyó decisivamente a que mi estancia en la cárcel se limitara a esos cuatro meses”.

El escritor también recordó su visita a la Ciudad de México por primera vez con motivo de un encuentro literario en tiempos del presidente Luis Echeverría. “La ciudad me encantó”, expresó.

Y mencionó que “para todo verdadero novelista, lo que cuenta no es el cuento, sino la capacidad del texto de implicar al lector en su contenido. Es decir, que el lector se sienta personalmente afectado por el relato, que lo leído le ayude a entender mejor el mundo, y al entender mejor el mundo acabe entendiéndose mejor a sí mismo. El secreto de ese proceso reside en que el autor haya dado en todo momento con la palabra precisa, la única con la que se puede expresar a lo largo del relato, lo que se ha expresado”.

Comentarios