Agentes de EU realizan simulacros de cierres en puentes internacionales ante avance de caravana

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza desplegados en un simulacro realizado en el Puente Internacional Paso del Norte. Foto: Xinhua / Christian Torres Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza desplegados en un simulacro realizado en el Puente Internacional Paso del Norte. Foto: Xinhua / Christian Torres

NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).-  Los 800 efectivos del ejército norteamericano que vigilarán los cruces fronterizos entre Tamaulipas y Texas arribaron la tarde de ayer al Valle de Río Grande, a la vez que diversas agencias del gobierno federal realizan simulacros para cerrar los puentes Internacionales y así evitar que las caravanas de migrantes centroamericanos crucen la frontera.

Recientemente, en diversos puntos de la frontera de Texas, están trabajando máquinas pesadas para limpiar las orillas del Río Bravo y evitar así que los migrantes se escondan entre la maleza.

Además, la Border Patrol reforzó su vigilancia en el Río Bravo con más patrullas acuáticas y camionetas todo terreno.

Mientras que en la frontera del Paso agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) realizaron este viernes un simulacro para cerrar el Puente Internacional Paso del Norte.

Durante el simulacro los agentes sacaron sus armas, mientras que aeronaves sobrevolaron la zona lanzando gases.

El anuncio del presidente Donald Trump, referente a que los soldados del ejército dispararán contra los migrantes que les lancen piedras, fue respaldado por el congresista texano Henry Cuellar, quien aseguró que las tropas podrán disparar a quién atente contra la seguridad de los agentes.

Por su parte, la Fuerza de Tarea Conjunta-Oeste de Texas, el Comandante del Corredor del Sur  Manuel Padilla,  y el Sheriff del Condado de Victoria T. Michael O’Connor, anunciaron que unirán  esfuerzos para llevar la Operación Big Rig para la zona  costera.

“Operation Big Rig es un llamado a la acción para todos (los medios de comunicación, la comunidad, los vecinos, la familia y los amigos) para llamar al 9-1-1 si ven o están al tanto del contrabando o de actividades sospechosas de cualquier tipo”, precisó un comunicado oficial.

“El objetivo de esta iniciativa es reducir y eliminar los peligrosos intentos de contrabando y prevenir tragedias como la pérdida de 19 vidas el 14 de mayo de 2003, cuando se abandonó un sofocante remolque en Victoria, Texas, con personas encerradas dentro del remolque”, agregó el texto.

La orden ejecutiva del presidente Trump para mandar 5 mil 200 militares a su frontera sur precisa que unos 800 soldados reforzarán la frontera de Texas.

Las primeras tropas arribaron en aviones militares la tarde de ayer jueves a la región del Valle de Río Grande que comprende la frontera desde McAllen hasta Brownsville.

Comentarios

Load More