Detienen a exalcalde de Acapulco porque su chofer portaba un arma sin permiso oficial

El exalcalde de Acapulco, el perredista Evodio Velázquez. Foto: Miguel Dimayuga El exalcalde de Acapulco, el perredista Evodio Velázquez. Foto: Miguel Dimayuga

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Agentes federales detuvieron en esta capital al exalcalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, y a su chofer por la portación de una pistola que no cuenta con registro oficial.

Ambos fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal, la tarde del martes 30, en la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), al sur de Chilpancingo , informaron fuentes oficiales.

No obstante, Velázquez Aguirre salió “absuelto”, al siguiente día y su escolta también obtuvo su libertad pero “bajo caución” porque habría admitido que no cuenta con el registro y permiso oficial de portación del arma, expedido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), indicó la misma fuente consultada por este reportero.

No obstante, las autoridades ministeriales siguen realizando estudios periciales de “balística comparada” para determinar si el arma estuvo involucrada en algún delito, confirmó un agente del MP federal que pidió el anonimato.

Sobre el lugar donde fue detenido el exalcalde porteño, solo se informó que fue interceptado por agentes federales cuando se desplazaba a bordo de un vehículo particular en esta capital y durante la revisión, encontraron el arma y el portador no pudo acreditar su procedencia.

Por su parte, Velázquez Aguirre negó los hechos argumentando que actualmente goza de un amparo contra cualquier orden de aprehensión en su contra aunque en este caso, el exedil fue puesto a disposición de las autoridades ministeriales en calidad de “presentado”.

Consultado vía telefónica, el expresidente municipal de Acapulco -acusado por el gobierno estatal por el caso de las Armas pérdidas de la Secretaría de Seguridad Pública municipal-, informó que actualmente radica en esta capital y que ayer estuvo en reuniones privadas en la Ciudad de México.

Esta es la segunda ocasión que personal de confianza del expresidente municipal de Acapulco Evodio Velázquez se ve involucrado en delitos federales con armas que no cuentan con registro ni permiso de portación personal.

A principios de junio de este año, agentes de la Policía Federal Sector Caminos detuvieron a tres hombres que dijeron ser trabajadores del ayuntamiento perredista de Acapulco –entre ellos un policía municipal– porque no pudieron acreditar la procedencia legal de 2.9 millones de pesos en efectivo que transportaban en una camioneta de lujo, así como dos pistolas y un fusil israelí modelo Galil.

Los detenidos fueron interceptados cuando se dirigían al puerto de Acapulco sobre la autopista del Sol, a la altura de la caseta de peaje de Palo Blanco en el municipio de Chilpancingo y los pusieron a disposición del Ministerio Público federal de la delegación de la PGR con sede en esta capital, indican reportes oficiales.

Uno de los detenidos fue identificado como Jorge Baños Mendoza, quien se desempeñaba como escolta de la actual diputada local por el frente conformado por el PRD, MC y Acción Nacional, Perla Edith Martínez, quien es esposa del exalcalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, informaron fuentes oficiales.

Al respecto, el área de Comunicación del ayuntamiento porteño emitió un comunicado oficial donde confirmó que Baños Mendoza se desempeñaba como policía municipal y supuestamente “se encuentra con incapacidad debido a una lesión en la espalda, por lo que está fuera de servicio”arma.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso