Monterrey tendría nuevo alcalde en marzo del 2019… o después

Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León. Foto: Twitter @TEENL1 Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León. Foto: Twitter @TEENL1

MONTERREY, NL (apro).- Aunque la elección municipal está programada para el 16 de diciembre, Monterrey podría tener alcalde en marzo del 2019 o incluso después, si es que los partidos políticos, inconformes con el resultado, promueven recursos de impugnación.

Un especialista cercano al proceso comicial de esta capital explicó que la experiencia previa de los comicios pasados del 1 de julio evidenció que el proceso electoral judicializado puede prolongarse durante meses e incluso ser anulado, como finalmente ocurrió.

De esta manera, la elección de diciembre, en la que volverán a buscar la alcaldía los mismos candidatos del pasado proceso, podría ser llevada de nuevo al Tribunal Estatal Electoral (TEE), si es que alguno de los candidatos derrotados promueve el respectivo juicio de inconformidad.

La fuente señaló que la ley electoral establece, en sus plazos legales, un límite para impugnar, pero no para resolver, pues la sustanciación de los juicios depende de cada instancia y cada una de las cuatro instancias que revisan los comicios puede darle una celeridad diferente.

Por lo general, luego de las elecciones municipales, hay una revisión de paquetes electorales y la Comisión Municipal Electoral entrega la constancia de mayoría al ganador. Pero, en la pasada elección, el triunfo de Felipe de Jesús Cantú Rodríguez fue impugnado por Adrián de la Garza Santos, del PRI, así como otros de sus oponentes, que alegaron fraude.

El TEE revirtió el resultado y le dio la mayoría al tricolor. Luego el inconforme panista fue a la Sala Regional, que le regresó la victoria al albiazul, hasta que, al final, el 30 de octubre, horas antes de que el nuevo munícipe asumiera el puesto, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó anular la elección y ordenar a la comisión Estatal Electoral reponer el proceso en ese municipio.

Todo el proceso de impugnación demoró cuatro meses.

El especialista consultado, quien pidió anonimato, dijo que, tomando como referencia el pasado proceso, puede haber otras impugnaciones que hagan que esta elección se resuelva en marzo del 2019, en el mejor de los casos, porque las decisiones sobre estos juicios pueden extenderse hasta abril, o más allá, pues la ley no prevé fechas límites para desahogar los procedimientos.

Recurso “per saltum”

Sin embargo, en caso de que se presenten juicios de inconformidad por el resultado de diciembre, la Sala Superior puede aplicar jurisprudencia para atraer directamente la revisión del caso y ahorrar tiempos.

Explicó el especialista que existe un principio, que es excepción a la regla, denominado “per saltum” (por salto), con el que el procedimiento podría “saltar” hasta la última instancia, que es la Sala Superior, si los magistrados determinan que el agotamiento de los medios ordinarios implica una merma o extinción de la presunción del actor.

Este procedimiento de excepción, incluso, se puede dar obviando únicamente el procedimiento en el TEE, para enviarlo directamente a la Sala Regional de Monterrey.

Esta jurisprudencia sí se ha aplicado en casos que han ocurrido en otros estados de la República, aunque no se conoce antecedente de que haya sido aplicado en Nuevo León, dijo el conocedor.

Por ser esta una elección extraordinaria, apuntó, los tribunales tienen presente que deben resolver con rapidez estos recursos, lo que se prevé que si hay impugnaciones los inconformes reciban respuesta a la brevedad.

Luego de que fuera ordenada la repetición de la elección de Monterrey, el secretario del Ayuntamiento, Genaro García, asumió el puesto de alcalde interino, mientras el congreso de Nuevo León se ponía de acuerdo en nombrar los 30 integrantes de un concejo ciudadano.

El lunes fue electo concejal presidente Bernardo González Garza quien, hasta ese día, había sido secretario de Seguridad Pública de Nuevo León.

Se espera que esté en el puesto hasta que sea electo el nuevo alcalde, aunque las impugnaciones pueden ocasionar que inicie el año investido aún como presidente del concejo municipal.

Comentarios

Load More