Hacinamiento, basura, agua de mala calidad, fauna nociva… así viven internas de Santa Martha Acatitla

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las 59 internas del Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla que son madres y viven con sus hijos e hijas (63 menores de edad) padecen escasez de agua potable o tienen de muy mala calidad, por lo que bañan a los menores con agua de garrafón que ellas mismas compran en ese penal.

Es sólo una de las deficiencias detectadas por el Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura (MNPT) en ese penal e incluidas en un informe dirigido al Gobierno de la Ciudad de México.

También se encontraron insuficiencias y mala calidad en la alimentación, colchonetas muy deterioradas, deficiencias en la ventilación, falta de mantenimiento, acumulación de basura en áreas comunes, pasillos y salas de visita íntima, así como ratas y cucarachas.

Calidad del agua en Santa Martha Acatitla. Foto: Informe de Supervisión ISP-7/2018 del MNPT.

Calidad del agua en Santa Martha Acatitla. Foto: Informe de Supervisión ISP-7/2018 del MNPT.

En un comunicado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos detalló parte de los factores críticos que padecen mil 272 mujeres internas de ese centro, dependiente de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Gobierno de la Ciudad de México, de acuerdo con el Informe de Supervisión ISP-7/2018 del MNPT.

El reporte destaca que Santa Martha Acatitla tiene capacidad para albergar a mil 638 internas y cuenta con una población de mil 272, aunque en un dormitorio existe hacinamiento de 52.75%, mientras que algunas estancias son ocupadas por una o dos mujeres.

En opinión de algunas de ellas y miembros del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) que atiende a 21 niñas y 23 niños, la alimentación es de muy mala calidad, los menús son repetitivos y las raciones insuficientes, y se padecen enfermedades estomacales, de acuerdo con el comunicado.

“A decir del encargado del área médica, no se realizan recorridos al interior del Centro, ni se verifica la elaboración de alimentos; además, se necesita un médico general, un enfermero y un odontólogo para cubrir las emergencias y los servicios los fines de semana. De todo el personal médico, solo el encargado de esta área ha recibido capacitación en materia de derechos humanos y Protocolo de Estambul”, añade.

También se detectó discriminación contra personas mayores de edad, indígenas y las pertenecientes a la comunidad LGBTTTI.

Área de pasillos. Foto: Informe de Supervisión ISP-7/2018 del MNPT.

Área de pasillos. Foto: Informe de Supervisión ISP-7/2018 del MNPT.

Asimismo se recopilaron quejas de que las medidas disciplinarias son acumulativas y pueden permanecer hasta seis meses en aislamiento sin derecho a salir al patio, ni recibir visita íntima o familiar.

Internas denunciaron que la mayoría de las custodias las maltrata, amenaza y les cobra por el ingreso de ropa, alimentos y productos de aseo personal. Asimismo acusaron que las revisiones a familiares son indignas, al hacerles tocamientos en sus partes íntimas.

En ese contexto, el MNPT recomendó al Gobierno de la Ciudad de México que Santa Martha Acatitla reúna las condiciones de habitabilidad e higiene para garantizar estancia digna y segura.

Asimismo, que se garantice el suministro de agua en buenas condiciones de potabilidad para satisfacer los requerimientos necesarios de las internas y de las personas menores de edad que viven con ellas; que haya adecuada atención y vigilancia médica materno infantil; que se adapte la infraestructura para facilitar el acceso y libre desplazamiento de las personas con discapacidad y se procure distribución equitativa que evite sobrecupo de algunas áreas, entre otras varias recomendaciones.

Comentarios