La Segob dice que la “gran mayoría” de migrantes desperdició garantías brindadas por el Estado

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los centroamericanos que se encuentran actualmente en la Ciudad de México fueron “oportuna y debidamente enterados sobre los requisitos de ley” para ingresar de manera ordenada y segura a México, y contar con las medidas de protección que otorga el Estado mexicano.

Así lo destacó en un comunicado la Secretaría de Gobernación (Segob), a través del Instituto Nacional de Migración (INM), e indicó que en su gran mayoría los integrantes del grupo rechazaron las garantías y facilidades que otorga el gobierno mexicano para acogerse a las medias de protección internacional, como es la de refugio, a pesar de que contaron con orientación y asistencia permanente.

También declinaron públicamente adherirse al programa de carácter temporal ofrecido por el gobierno de la República, que permite a todo beneficiario permanecer en territorio nacional y acceder a servicios médicos, educativos e incluso a un empleo temporal, abundó.

Según la Segob, la caravana que ha transitado por los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla ha recibido apoyo humanitario y de seguridad por parte de instituciones del gobierno federal, entre ellos el Grupo Beta de protección al migrante y la Policía Federal, que han proporcionado albergue, alimento, servicios médicos, así como orientación en materia migratoria, entre otros.

La dependencia reiteró que, a través del INM, se ha mantenido estrecha coordinación con las autoridades estatales de Chiapas, Oaxaca y Querétaro, a las que se orientó respecto de las necesidades que requiere la atención a los integrantes de la caravana.

De igual manera, aclaró que el INM solamente instaló un albergue para atender a aquellos extranjeros que decidieron iniciar su trámite de refugio, quienes obtuvieron un espacio para permanecer en tanto se da curso legal a su trámite.

En el caso de la Ciudad de México, el gobierno local ha brindado asistencia a la caravana, incluso en otros estados, como es el caso de Oaxaca. Asimismo, ha manifestado que cuenta con sitios habilitados, así como con los recursos suficientes para recibir y acoger a los integrantes de la caravana.

Resaltó que el INM y la Comisión Mexicana para la Ayuda a Refugiados (Comar), en coordinación con autoridades de otros estados, ha establecido los mecanismos para dar atención a las personas que necesitan algún tipo de asistencia humanitaria y legal para solicitar el refugio o para ser retornados, por petición expresa, a su país de origen.

Finalmente señaló que el INM ha redoblado la coordinación con organismos internacionales, como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para que sea ésta la que canalice las solicitudes de retorno voluntario asistido.

Y refrendó “su compromiso con el respeto a los derechos humanos de los migrantes en tránsito por el territorio nacional”.

 

Comentarios