Exmilitar dispara a clientes de un bar en California; hay 13 muertos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Al menos 13 personas murieron en un tiroteo ocurrido la noche del miércoles en una “noche universitaria” en un bar de música country en la localidad de Thousand Oaks, en las afueras de Los Ángeles, California.

De acuerdo con las autoridades locales, el atacante sería David Ian Long, de 28 años de edad, un exmarino que llegó al Borderline Bar & Grill vestido de negro y con una capucha que cubría parcialmente su cara.

Testigos dijeron que el hombre ingresó al bar, lanzó una bomba de humo y comenzó a disparar con una pistola calibre 45 milímetros contra los cientos de asistentes al baile, lo que provocó una estampida. Algunas personas usaron los bancos para romper las ventanas y escapar, informó The Associated Press.

El jefe de la policía del condado de Ventura, Geoff Dean, informó que las víctimas son 11 personas que estaban dentro del bar, un sargento de la policía que enfrentó al agresor, y el mismo pistolero.

El jefe policial relató que el sargento Ron Helus y un patrullero de tráfico que se encontraba cerca del lugar fueron los primeros en responder a varias llamadas a los servicios de emergencia y llegaron al Borderline Bar & Grill alrededor de las 11:20 de la noche.

Ron Helus fue abatido de forma inmediata por el atacante, dijo Dean. El patrullero limpió el perímetro, logró sacar a Helus fuera del local y esperó hasta la llegada de un equipo SWAT y muchos otros agentes.

Para cuando entraron en el bar de nuevo, los disparos habían cesado. Encontraron los cuerpos sin vida de 12 personas, incluido el del pistolero. Dean señaló que no estaban claras las circunstancias de la muerte del atacante y que se desconocía su motivación.

Geoff Dean informó que muchas otras personas sufrieron heridas menores, incluidas algunas causadas por el intento de escapar. “La de ahí dentro es una escena horrible. Hay sangre por todas partes”, agregó.

Asistentes al bar cargan a uno de los heridos en el tiroteo del miércoles por la noche. Foto: AP

Asistentes al bar cargan a uno de los heridos en el tiroteo del miércoles por la noche. Foto: AP

“Agáchense”

Tayler Whitler, de 19 años, señaló que se encontraba en la pista de baile con sus amigas cuando vio al pistolero disparar y escuchó gritos de “agáchense”.

“Fue realmente aterrador”, dijo Whitler a la cadena KABC-TV en el estacionamiento del bar. “Parecía que sabía lo que estaba haciendo”.

Otro testigo, Matt, dijo también a la KABC-TV que la gente se escondió debajo de las mesas de billar. Cuando se terminaron las primeras 12 balas de la pistola, muchas lograron escapar a través de una ventana. Pero a los pocos segundos comenzaron de nuevo los disparos.

Cuando el atacante recargó su arma por tercera ocasión llegó el sargento Ron Helus, dijo el testigo.

Las balaceras son un fenómeno poco frecuente en Thousand Oaks, una ciudad de 130 mil personas situada unos 64 kilómetros al oeste de Los Ángeles.

El bar es frecuentado por estudiantes de tres universidades cercanas, la de Malibú, la de Pepperdine y Cal Lutheran.

Trump envía condolencias

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lamentó el tiroteo en su cuenta en Twitter y elogió el papel de los cuerpos policiacos.

“Gran valentía mostrada por la policía. La Patrulla de Carretera de California estaba en la escena de los hechos en tres minutos y el primer agente en entrar disparó en numerosas ocasiones. Ese sargento del sheriff murió en el hospital. Dios bendiga a todas las víctimas y familiares de las víctimas”, escribió el mandatario. (Con información de AP)

Comentarios