Ante críticas de grupos sociales, Velasco y Cienfuegos inauguran nuevo cuartel militar en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El gobernador Manuel Velasco Coello y el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Salvador Cienfuegos Zepeda, inauguraron este jueves un nuevo cuartel militar en Chiapas, muy cerca de la línea fronteriza con Guatemala, en una región con alta conflictividad social.

Las instalaciones que albergarán al 101 batallón de infantería están conformadas por una unidad habitacional militar y una Tienda Sedena, ubicadas en el municipio de Chicomuselo, en la Sierra Madre de Chiapas.

Durante el evento, Velasco Coello y Cienfuegos Zepeda se elogiaron mutuamente por el trabajo realizado para la creación de la base militar. Ambos coincidieron en reconocer que este esfuerzo conjunto de la federación y el estado vendrá a reforzar la seguridad en esa región de la frontera sur.

El mandatario chiapaneco reconoció la trayectoria con la que se ha conducido Cienfuegos a lo largo de su carrera militar, y en especial en este gobierno.

El nuevo cuartel militar cuenta con áreas de entrenamiento, unidades de reacción y administrativa, talleres, comandancia, tienda y unidad habitacional, y apuntalará la seguridad y generará mayor actividad económica en la región de la Sierra, dijo Velasco Coello.

Cienfuegos Zepeda acudió en representación del presidente de la República y comandante supremo de las Fuerzas Armadas para inaugurar esta obra construida en el poblado Piedra Blanca, en el municipio serrano de Chicomuselo.

La obra, que se inició en diciembre 2015 en un área de 60 hectáreas, albergará a medio millar de soldados que se suman al esquema de seguridad en la frontera con Centroamérica, identificada como una de las rutas del trasiego de drogas, armas, personas y la explotación de personas.

De acuerdo con la Sedena, en esta obra se invirtieron alrededor de 250 millones de pesos, y con el nuevo cuartel militar se prevé haya más seguridad y paz pública en la frontera sur, además de la disminución de los delitos del orden común y federal.

Pero grupos civiles organizados de Chicomuselo no opinan lo mismo. El Comité para la Promoción y Defensa de la Vida “Samuel Ruiz García” y otros sectores manifestaron que ese cuartel traerá “descomposición social” en el municipio y sus zonas circunvecinas.

Con la militarización de la zona, subrayaron, se hace creer a la población que su papel será el de salvaguardar los derechos de las y los mexicanos, “cuando en años anteriores organismos de derechos humanos nacionales e internacionales señalaron que el ejército mexicano ha sido quien más violaciones a derechos humanos ha cometido en todo el territorio nacional”.

De igual manera, manifestaron que la militarización en la zona forma parte de una estrategia político-militar para debilitar los procesos organizativos del pueblo, por ejemplo, contra las empresas mineras.

“Nos cuestiona la gran inversión del recurso público que se invierte para la construcción y mantenimiento del gran cuartel militar, mientras no hay recursos para que las y los mexicanos tengamos acceso a servicios de primera necesidad como salud, educación, agua, entre otros”, indicaron.

Comentarios