Trump firma proclama que impide a migrantes pedir asilo

WASHINGTON (apro). – Invocando una emergencia de seguridad nacional, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la proclama con la que suspende por tres meses la recepción de peticiones de asilo de personas que entren ilegalmente al país por la frontera con México.

“Suspendo por un período limitado de tiempo, la entrada de ciertos extranjeros para poder atender el problema del gran número de extranjeros que están viajando por México para entrar a nuestro país ilegalmente sin la documentación apropiada”, indica el documento oficial firmado por el mandatario estadunidense.

La proclama que entró inmediatamente en vigor, está dirigida a los miles de migrantes centroamericanos que se encuentran en México en ruta hacia la frontera sur de los Estados Unidos.

“Esta suspensión limitada facilitará las negociaciones en curso con México y otros países sobre acuerdos apropiados de cooperación para prevenir una migración masiva a Estados Unidos por la frontera sur. Además, esta proclama es también necesaria para manejar y conducir efectivamente la política exterior de los Estados Unidos”, matiza el documento firmado por Trump y difundido por la Casa Blanca.

La directriz que tiene efectividad a partir de este 9 de noviembre y por un plazo de 90 días, establece que las autoridades migratorias deportarán de manera expedita a peticionarios de asilo que logren ingresar por los puertos de entrada de la frontera sur, legalmente, que carezcan de argumentos o documentos que sustenten su solicitud.

En el documento que ya fue publicado en el Diario Oficial, el mandatario insiste en que la caravana de migrantes centroamericanos es una amenaza de seguridad nacional “porque intentarán ingresar” de forma masiva a Estados Unidos.

“Acabo de firmar la proclama sobre el asilo, muy importante, la gente puede venir, pero tendrá que hacerlo por los puertos de entrada… Necesitamos votos demócratas, tendrán que pasar nuevas leyes de inmigración porque están inundando a nuestro país (los migrantes), no los vamos a dejar entrar, pero intentarán inundar a nuestro país.

“Necesitamos el muro, lo estamos construyendo, pero necesitamos edificarlo todo y rápidamente, es muy importante”, declaró el presidente de Estados Unidos en la Casa Blanca, antes de salir para París, Francia.

Verbalmente y por medio de la proclama, Trump dejó en claro que su gobierno sólo aceptará peticiones de asilo que demuestren las causas de su solicitud y lo ameriten.

En el caso de los peticionarios de asilo justificado, no se les dejará en libertad en Estados Unidos como se venía haciendo. Incluso, si lo hacen acompañados de menores de edad, serán llevados a albergues temporales donde permanecerán el tiempo que dure su proceso en la corte de migración y si no se les otorga el asilo, serán deportados.

“No tomar una acción inmediata y anticipada para contener la migración masiva a los Estados Unidos como está ocurriendo actualmente, alentará una migración indocumentada adicional que rebasará la capacidad de nuestro sistema de asilo”, matiza la proclama.

Trump acotó que, la proclama expirará en 90 días, o antes, siempre y cuando su gobierno alcance un acuerdo con el gobierno de México que le permita remover de su país, a territorio mexicano, a inmigrantes indocumentados capturados por las autoridades migratorias.

En otra de las secciones de la proclama, se señala que antes de que se cumpla el plazo de vigencia de la suspensión de asilo para personas que ingresen irregularmente a Estados Unidos, el presidente deberá recibir una recomendación para extenderla o suspenderla, por parte de la Secretaría de Estado, Justicia y Seguridad Interior.

Orden ejecutiva, pendiente

En paralelo, Trump insistió en que podría firmar en los próximos días una orden ejecutiva para negarle la ciudadanía estadunidense a personas nacidas en Estados Unidos de padres inmigrantes indocumentados.

En su encuentro con la prensa de este viernes antes de irse a París, el presidente dio a entender que firmará la orden ejecutiva con la intención de que el asunto, que podría considerarse un acto inconstitucional, terminé en manos de la Suprema Corte de Justicia.

La proclama no afecta a los ciudadanos de Cuba, quienes podrán recibir asilo político en Estados Unidos, aun cuando ingresen como inmigrantes indocumentados siempre y cuando no sean capturados por los agentes de inmigración.

Como parte de las prevenciones tomadas por el gobierno de Trump como fuerza de disuasión para la caravana centroamericana, se desplegará a unos 15 mil soldados a la frontera con México para que asuman labores de asistencia logística y técnica a los agentes de inmigración encargados de vigilar la región limítrofe.

 

 

Comentarios