“El Cascanueces” de Disney: Cuento de hadas, magia y ballet

La nueva película de Disney, dirigida por Lasse Hallström y Joe Johnston. Foto: Especial La nueva película de Disney, dirigida por Lasse Hallström y Joe Johnston. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Cascanueces y los Cuatros Reinos es una cinta inspirada en el cuento de E. T. A. Hoffmann “El cascanueces y el rey de los ratones”, así como en la creación dancística de Marius Petipa, El cascanueces, con música de Tchaikovsky, cuya historia se basó a su vez en el cuento “Historia de un cascanueces”, de Alexandre Dumas.

La nueva película de Disney, dirigida por Lasse Hallström y Joe Johnston, no es un ballet, pero los realizadores sintieron que la historia no estaría completa si no rendía homenaje al ballet que popularizó la historia.

El cascanueces inspiró a mi hija a comenzar a bailar. Esta película combina todos los mejores elementos de la cinematografía: drama, comedia, música, efectos especiales y baile. Fue una experiencia maravillosa”, comenta Hallström en un comunicado, quien por cierto se dice admirador de la música de Tchaikovsky.

La cinta tiene por protagonista a Clara, una niña que viaja hacia los Cuatro Reinos buscando una llave para abrir un obsequio de su difunta madre, Marie. Pero cuando conoce a los regentes de tres de esos reinos, descubre que su madre tiene una conexión especial con ese mundo paralelo: es una reina. Dado que Clara es hija de la monarca, es venerada al instante, y los regentes deciden organizar un gran espectáculo en su honor.

Es en este contexto que Clara presencia un show en donde se le cuenta la historia de los Cuatro Reinos a través de la danza. Para éste número, los realizadores convocaron a Misty Copeland como intérprete de la Ballerina Princess.

Como intérprete principal de la compañía American Ballet Theatre, Copeland ha bailado en escenarios de todo el mundo, pero reconoce que su participación en la cinta ha sido especial:

“Realmente es un sueño hecho realidad ser parte de una historia que significa tanto para mí y que es una parte tan importante de por qué comencé a bailar. El cascanueces fue el primer ballet en el que bailé. Tenía trece años y sólo había estado bailando por unos ocho o nueve meses cuando hice el papel de Clara. Al año siguiente, interpreté a Sugar Plum”.

Al lado de Copeland está el bailarín ucraniano Sergei Polunin, quien interpreta a Sweet Cavalier:

“Probablemente he interpretado a cada uno de los personajes en la versión de ballet, tal vez, en treinta o cuarenta espectáculos”.

La coreografía de la cinta corre a cargo de Liam Scarlett, quien también tiene una fuerte conexión con El cascanueces: Participó en el ballet por primera vez cuando tenía 11 años: interpretó a un soldado, un bailarín ruso, un bailarín chino y diversas flores. Al respecto, Scarlett comenta:

“El ballet es una parte enorme de mi herencia y crianza; ser parte de esta película es muy especial para mí. La coreografía se hizo originalmente en 1892, y el hecho de que haya sobrevivido tantas generaciones es una prueba irrefutable de la música y magia pura que aporta en la época de Navidad”.

Ahondando en la trama

Clara es una niña inteligente de 14 años a quien le gusta la ciencia; sin embargo, la guionista Ashleigh Powell asegura que la chica no se siente segura de sí misma:

“Es como un sapo de otro pozo. No encaja en los estereotipos normales de una niña victoriana; no le interesan los vestidos elegantes, no le gusta jugar con muñecas. Le gusta crear, construir y descubrir cómo funcionan las cosas. En ese sentido, es muy similar a su padrino, Drosselmeyer, así que tienen espíritus afines”.

Clara se encuentra en un periodo oscuro, ya que lucha contra la reciente muerte de su madre. En la cinta vemos la primera Navidad que la adolescente pasa sin ella, Marie. Sin embargo, ésta ha dejado obsequios para todos y es eso lo que da inicio a la trama.

Clara recibe una caja de música con una nota que dice: “Todo lo que necesitas está adentro”. Clara deberá encontrar la llave y destapar todos los secretos de la caja, en un viaje que la llevará a un misterioso mundo paralelo.

Ahí, se topará con un soldado llamado Phillip, a una pandilla de ratones y a los regentes que presiden los tres reinos: la Tierra de la Nieve, la Tierra de las Flores y la Tierra de los Dulces. Estos regentes la reciben con los brazos abiertos, en particular el hada Sugar Plum, quien le confía que en una época fue muy buena amiga de su madre.

En este mundo paralelo, Clara y Phillip deben enfrentarse a un amenazante Cuarto Reino, donde vive la tirana Madre Ginger, para recuperar la llave de Clara.

A decir del director Joe Johnston, El Cascanueces y los Cuatro Reinos es el mejor tipo de cuento navideño, ya que es emocionante, dramático, conmovedor y un canto a la vida:

“Es una película familiar, grandiosa para las fiestas, con un mensaje positivo sobre el amor de una familia que les da la fuerza para superar la pérdida, y sobre el tema de aceptar la capacidad y el valor propios”.

Por su parte, el productor Mark Gordon comenta:

“La historia tiene corazón. En nuestra historia, Clara está luchando contra la pérdida de su madre. Su viaje a través del dolor la lleva a un mundo muy mágico que la desafía a cada paso. Realmente, tiene que recobrar la compostura para salvar las tierras y resolver el misterio que su madre le dejó. Como padre de tres niñas, me emociona mucho poder llevar esta historia a la gran pantalla”.

En esta historia sobre el paso de la niñez a la vida adulta, Keira Knightley interpreta al hada Sugar Plum y Mackenzie Foy a Clara. Helen Mirren da vida a la muy temida Madre Ginger, y Morgan Freeman hace el papel del excéntrico padrino de Clara, Drosselmeyer. Eugenio Derbez y Richard E. Grant interpretan a Hawthorne y a Shiver, los regentes de la Tierra de las Flores y de la Tierra de la Nieve. Jayden Fowora-Knight obtuvo el papel de Phillip Hoffman, el soldado Cascanueces que cobra vida. Matthew Macfadyen, Ellie Bamber y Thomas Sweet fueron convocados para interpretar al padre de Clara, el Sr. Stahlbaum, su hermana Louise, y su hermano Fritz, respectivamente. Omid Djalili y Jack Whitehall dan vida a los guardias del palacio: Cavalier y Arlequín, y la película incluye una interpretación especial de los grandes del ballet Misty Copeland y Sergei Polunin.

El Cascanueces y los Cuatro Reinos se filmó en Inglaterra, en Pinewood Studios, y en diversos lugares de Londres y sus alrededores. Cuenta con la dirección de Lasse Hallström y Joe Johnston, y la producción de Mark Gordon y Larry Franco. Sara Smith y Lindy Goldstein se ocupan de la producción ejecutiva. Ashleigh Powell estuvo a cargo de la historia y del guión, basados en el cuento “El cascanueces y el rey de los ratones”, escrito por E. T. A. Hoffmann, y en el ballet El cascanueces, escrito por Marius Petipa.

Comentarios

Load More