Rafael Guerra Álvarez, cercano a López Obrador, es electo nuevo presidente del TSJ-CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Identificado por su cercanía con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador (lo asesoró durante el intento de desafuero en 2005), el magistrado Rafael Guerra Álvarez fue electo presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX) para el periodo 2019-2021.

Semanas atrás, la magistrada Verónica de Gyves Zárate, esposa de Guerra, fue mencionada por el tabasqueño como parte de su terna para encabezar la próxima Fiscalía General de la República, junto con Bernardo Bátiz y Juan Luis González.

El próximo presidente del TSJ-CDMX, quien también lleva una buena relación con la próxima jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, tomará posesión del cargo en enero de 2019. Entonces concretará su intención de dirigir el máximo tribunal de justicia de la capital mexicana, pues ya antes había competido contra Egdar Elías Azar, pero perdió.

Este viernes, la sesión del Pleno de magistrados duró tres horas. Los aspirantes a la presidencia del Tribunal eran, además del ganador, Manuel Díaz Infante, Celia Marín Sasaki, Rosalba Guerrero Rodríguez y Álvaro Augusto Pérez Juárez, actual presidente y quien intentaba reelegirse en el cargo.

En la primera ronda de votaciones, Guerra Álvarez obtuvo 29 votos, Pérez Juárez 27, Díaz Infante 11, mientras que Marín Sasaki y Guerrero Rodríguez recibieron cinco cada uno.

A la segunda sólo pasaron los dos punteros: Guerra Álvarez sumó 41 de 77 votos –faltaron dos magistrados al proceso de elección–, contra 35 de Pérez Juárez.

“En virtud de que se cumple con la mayoría de votos establecidos por la ley, se declara electo como presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México al magistrado Rafael Guerra Álvarez”, anunció el magistrado decano Enrique Sánchez Sandoval.

Pérez Juárez, actual presidente, asumió el cargo el 30 de marzo de 2017, cuando fue electo para sustituir a Elías Azar, quien prácticamente lo designó para luego irse como embajador de México en los Países Bajos.

El pasado 24 de octubre, exasambleístas constituyentes de Morena, encabezados por el abogado Javier Quijano, solicitaron a Augusto Pérez declinar en su pretensión de reelegirse y con ello evitar la violación a la Constitución Política de la capital del país.

Además de su cercanía con López Obrador, al próximo presidente del TSJ-CDMX se le recuerda por llevar el juicio de la tragedia en la discoteca News Divine, en 2008, donde un operativo policiaco fallido provocó la muerte de 12 personas: nueve adolescentes y tres policías.

Familiares de las víctimas lo acusan de permitir la impunidad en el caso, porque a 10 años de ocurrido sólo el dueño del establecimiento, Alfredo Maya Ortiz, está preso con una sentencia de 29 años.

De 56 años, Guerra Álvarez es egresado de la UNAM, con un master internacional en Sistemas Penales Comparados y Sistemas Sociales por la Universidad de Barcelona. Es doctor en Ciencias Penales por el Instituto de Ciencias Jurídicas de Estudios Superiores. Desde 2011 es magistrado de la Séptima Sala Penal.

En el TSJ ocupó cargos como conserje “B” interino de la Presidencia, secretario de Acuerdos y juez 19 y 64 Penal y magistrado de la Cuarta Sala Penal.

Comentarios