Migrantes pasan de largo el albergue en San Juan del Río y se concentran en el centro de Querétaro

Ruta migrante hacia Estados Unidos. Foto: Eduardo Miranda Ruta migrante hacia Estados Unidos. Foto: Eduardo Miranda

QUERÉTARO, Qro. (apro).- Las autoridades retiraron a cientos de migrantes que arribaron al centro de esta ciudad y los trasladaron a un área del estadio Corregidora, donde les prestaron colchonetas y les dieron de comer. Como regalo, recibieron cobijas.

El gobierno de Francisco Domínguez Servién intentó retener a los centroamericanos en el Centro Cultural y de Convenciones (Cecuco) del municipio de San Juan del Río, aproximadamente a 60 kilómetros de la capital, donde fue instalado un albergue, pero no lo consiguió.

“Ya tenemos un operativo listo para atenderlos, en este caso a San Juan del Río, pero mañana serán trasladados también al albergue que estará en la carretera, en el Macro Libramiento ‘San Juan del Río-Apaseo'”, advirtió este medio día el gobernador.

Cuando las autoridades pretendían frenar a los migrantes en San Juan del Río, aproximadamente 200 de ellos continuaron y llegaron hasta la alameda “Hidalgo”, donde cerraron las puertas para impedir que ingresaran otros grupos.

En conferencia de prensa, el secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres, había anticipado que de San Juan del Río el traslado “natural” para los migrantes es el que va de ese municipio hacia Guanajuato por el Macro Libramiento.

“Dado que la decisión de la asamblea de ayer en la noche fue lo que ellos llaman la ‘Ruta Tijuana’, la ruta que implicaría el traslado natural es precisamente por el Macro Libramiento”, puntualizó.

El trayecto previsto por las autoridades de Querétaro impedía el ingreso de los migrantes a la ciudad capital, pero eso los habría conducido a Apaseo el Grande, una zona de Guanajuato donde operan grupos criminales que han provocado numerosos crímenes.

Como cada vez llegaban más migrantes a la Alameda Hidalgo, en el centro de la ciudad, el gobierno estatal montó un operativo para trasladarlos en camiones al estadio Corregidora, en el sur de la ciudad.

Con anterioridad, Francisco Domínguez anunció que alojarían a los centroamericanos en naves del Eco Centro Expositor, recinto que se encuentra fuera de la capital, a un costado de la autopista México-Querétaro.

Pero, dado que en días próximos se realizará ahí la Feria Ganadera, fueron llevados al estadio Corregidora. En ese lugar, Wilmer –uno de los migrantes que pasó de largo el albergue de San Juan del Río– dijo que tenía información de que las personas que ingresaron a ese municipio decidieron salirse y continuar su recorrido hacia la capital queretana.

En el estadio Corregidora los migrantes llegados de la Ciudad de México reciben agua, alimento y cobijas de parte del gobierno panista de Francisco Domínguez Servién, cuyas declaraciones causaron polémica días atrás cuando le preguntaron sobre la caravana de migrantes, y respondió que había que revisar sus antecedentes penales.

Y cuando habló de la comunidad venezolana radicada en Querétaro expresó que la mayoría han sido “delincuentes”, declaraciones por las que después se disculpó al reconocer que fueron desafortunadas.

Migrantes entrevistados por este reportero aseguraron que su única intención es encontrar un empleo en Estados Unidos y, si no, en México, para sacar adelante a sus seres queridos y no dañar a la gente.

“Venimos a trabajar. A veces muchos nos han criticado que somos delincuentes, que somos ladrones, que somos malos, pero no, no, no, no”, expuso Víctor David Alberto.

En su caso, sostuvo, decidió salir de Honduras, su país de origen, por motivos económicos y de violencia. Y, como él, Pedro Juárez describió la difícil situación que lo motivó a salir de su tierra.

“En el país de nosotros hay pobreza, hay maldad, no hay trabajo; la moneda no vale nada, todo está caro. Las ayudas que llegan de otros países, los políticos se quedan con eso. A uno de pobre no le llegan ni las sobras y ellos se llenan la boca con decirles que ‘las ayudas las compartimos’, ¡eso es mentira!”.

Sofía también busca encontrar un empleo en Estados Unidos, pero no descartó la posibilidad de quedarse en México si ese primer objetivo no se concreta.

“Pues el sueño es llegar a Estados Unidos, pero si no se puede, quedarse en algún lugar trabajando en México. El objetivo es trabajar por un mejor futuro”, soltó.

Varios de los migrantes coincidieron en que todos los grupos sociales tienen personas que no son buenas, pero consideraron que la mayoría que participa en esta movilización masiva lo único que buscan es trabajo y sacar a sus familias adelante.

En redes sociales los comentarios xenófobos no se hicieron esperar y criticaron que los ciudadanos de Honduras, Salvador y Guatemala estuvieran en Querétaro.

Comentarios

Load More