Más de tres mil migrantes duermen a la intemperie en Querétaro

QUERÉTARO, Qro.- Esta tarde continuó el arribo a la ciudad de Querétaro de alrededor de 3 mil 100 migrantes centroamericanos, que dejaron la Ciudad de México.

El grueso del contingente, poco más de 3 mil migrantes llegó a las afueras del estadio Corregidora, en el sur de la ciudad.

Pero otro grupo de aproximadamente 700 se quedó en el albergue techado que el Gobierno acondicionó en el Centro Cultural y de Convenciones (Cecuco) de San Juan del Río, a unos 60 kilómetros de la ciudad capital.

Las autoridades reportaron en un boletín de prensa que otro grupo de 400 migrantes acudió al albergue ubicado en el kilómetro 0+500 del Macrolibramiento Palmillas-Apaseo.

En una sección de los pasillos del estadio un grupo de cerca de 20 personas realizó una fila para esperar a que les autorizaran el acceso a otra área para poder descansar porque ya no cabían.

“Tal vez haya espacio para una persona, pero los que venimos en familia, no nos beneficia, entonces venimos a buscar otro lado”, expuso uno de los migrantes colocado frente al enrejado.

Otros grupos pequeños de entre 10 y 5 personas se quedaron en terrenos baldíos aledaños al inmueble, donde colocaron tiendas de campaña o cobijas.

El Quinto Visitador General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Edgar Corzo Sosa, quien realizó un recorrido por el sitio confirmó que ya no había lugar.

“Entonces ahorita lo que voy a hacer es preguntarle a quien es responsable de aquí, si en verdad ya no hay más espacio, que es lo que veo que no hay más espacio, para que lo abran, no tiene ningún caso que esté cerrado eso para que más personas puedan pasar allá. Pero además vienen todavía algunas otras personas, que no se quedaron en el mega libramiento, sino que vienen para acá, pues para también para que se les de un poco más de espacio y puedan ellos descansar”.

Personal de Protección Civil Municipal también consideró que el personal encargado del inmueble debería abrir más espacios para alojar a los migrantes.

“El personal encargado del lugar van a abrir el área para que entren todos estos porque todavía faltan como… se supone que estábamos esperando 3 mil personas, y apenas tenemos ya como 2 mil y algo, entonces nos faltan mil 500 personas por alojar, entonces sí se va a abrir el área para que ellos puedan descansar, igual a los que están acá”.

Desde ayer un grupo de migrantes llegó hasta el centro de la ciudad, porque dijeron que así lo habían acordado.

Sin embargo, las autoridades impidieron que siguieran concentrándose en el centro y los trasladaron hasta las afueras del estadio Corregidora, al sur de la ciudad.

En días pasados, el gobernador, el panista Francisco Domínguez, ofreció que acondicionarían naves techadas del Eco Centro Expositor, a un costado de la autopista México-Querétaro, para alojar a la caravana de migrantes.

Pero ayer y hoy los migrantes fueron llevados a las afueras del estadio, un lugar a cielo descubierto.

El Quinto Visitador General de la CNDH compartió que en su recorrido encontró gente con tos y bebés con escurrimiento nasal.

“Traemos ya un porcentaje de personas que con el cambio han resentido, de Puebla, llegar a Puebla, llegar a Ciudad de México, pues de alguna manera vienen enfermos”.

Corzo Sosa dijo que dentro de la caravana hay quienes “vienen ya con la costumbre en muchos lados de estar al aire libre, se sienten mejor en el aire libre”, aunque expuso que estaría mejor encontrar un lugar techado por si llega a presentarse lluvia o alguna otra situación.

Personal del DIF Estatal siguió con el reparto de cobijas y descartó que ante la llegada de más migrantes, les falten estos y otros artículos como colchonetas o alimentos.

Con un megáfono, un integrante de la caravana informó al resto del grupo que llegó a las afueras del estadio Corregidora que esperarían información del contingente que quedó en San Juan del Río para decidir si los esperan o reanudan el trayecto.

La tarde de ayer llegó un primer contingente de los 5 mil migrantes que permanecieron en la Ciudad de México, los cuales tras llegar al centro de la ciudad fueron trasladados hasta el estadio Corregidora.

Las autoridades reportaron que 760 personas pasaron la noche en las afueras del estadio, donde les proporcionaron colchonetas, cobijas, alimento y servicios médico.

Esta mañana, ese grupo continuó su camino y se enfiló rumbo a Guanajuato.

Comentarios