“¡Texcoco sí, caprichos no!”, gritan en marcha pro-defensa del NAIM (video)

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- “¡Querías encuesta, aquí está tu respuesta!”, “¡Texcoco sí, caprichos no!”, corearon las más de cinco mil 500 personas -según estimaciones de la Policía capitalina- que participaron este domingo en la marcha en defensa del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en dicho municipio y contra las “consultas a modo”.

De paso, rechazaron la invitación al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador en el Congreso de la Unión el próximo 1 de diciembre.

La mayoría vestidos de negro, con tenis, bolsas, lentes de sol y sombreros de marcas prestigiadas-esos que no se ven en las manifestaciones contra violencia, los desaparecidos, los femincidios, la corrupción, y los fraudes electorales-, partieron de la glorieta del Ángel de la Independencia minutos después de las 11:00 horas hacia el Zócalo capitalino. A paso lento -había varios adultos mayores, algunos hasta en silla de ruedas-, comenzaron su andar mientras gritaban consignas contra las decisiones del tabasqueño.

“¡No al retroceso, queremos progreso!”, “¡Respeto a la ley y a la Constitución!”, “¡Sí a Texcoco, no a Santa Lucía!”, “¡No a las consultas patito!”, “¡Estado de Derecho!”, repetían mientras en una mano levaban su café de reconocidas cafeterías de Reforma y, en la otra, la cadena de sus perros con pedigrí.

Lo que en redes sociales se identificó como “La marcha fifí”, en el recorrido de una hora y media por el Paseo de la Reforma, Juárez, 5 de Mayo y la principal plaza pública del país, algunos manifestantes intentaron aclararlo: “No soy fifí, soy trabajador”, “Ni chairo ni fifí, no dividas al país” y “¡Todos somos mexicanos!”.

Video: Sara Pantoja

Un grupo de chicas adolescentes parecía fascinado porque era la primera vez que participaban en una marcha y la primera también que caminaban por la avenida Juárez. “Ese es el Barrio Chino”, dijo una. “Y ese es Bellas artes, ¿verdad?”, preguntó. Y se juntaron para tomarse selfies.

En el recorrido por los carriles de Reforma hacia el norte, que todos los domingos es ocupado por el Paseo Dominical”, un grupo llevaba una figura de globos blancos gigante que simulaba el NAIM en Texcoco, que con orgullo alzaba mientras gritaba “México, México”, cantaba el “Cielito Lindo” y el Himno Nacional.

Video: Sara Pantoja

Ya entonados, los manifestantes dejaron ver su opinión del presidente electo y la invitación al presidente venezolano a su toma de protesta: “¡Es un error estar con Obrador!”. “¡Fuera Obrador, haznos el favor!”, “El Peje a Venezuela, ¡el Peje a Venezuela!”, “¡No a Maduro!” y “México no te duermas, así empezó Venezuela”.

“Así no, señor Andrés”

Al llegar al Zócalo, Laura Helena Herrerón, presidenta de Movimiento ProVecino, y principal convocante de la marcha, aclaró que ésta no fue contra López Obrador. “Le brindamos el respeto, pero es el mismo respeto que necesitamos que nos de como ciudadanos y que respete la democracia participativa. No a consultas patito”.

Luego, comparó al tabasqueño con Poncio Pilatos porque, dijo, “se lava las manos” frente al pueblo y toma decisiones que no convienen al país. “No somos fifís, ni pirruris ni chairos. Todos somos mexicanos y esta es una muestra al próximo presidente de que no nos vamos a quedar tan calladitos y no nos vamos a acostumbrar. No señor Andrés. Así no”.

Video: Sara Pantoja

Óscar Acosta, agente aduanal y participante de la marcha, explicó a proceso.com.mx su participación en la manifestación: “Es una aberración cuando declara que hay corrupción en vez de hacer un juicio y luego dice que va a contratar a los que denuncia cómo corruptos. ¿Cómo es posible que este señor le dé la razón a una minoría en su consulta más que amañada? Necesitamos un aeropuerto de altura para salir del tercermundismo”.

Santiago López, vicepresidente del Colegio de Pilotos, quien con un megáfono dirigía el frente de la marcha, soltó: “México es más grande que cualquier consulta y cualquier partido. Todos queremos que se respete nuestra decisión, no vamos a parar hasta que México se monte al desarrollo. Esto, señores, apenas empieza”, aseguró y que al estar en el Zócalo invitó a los asistentes: “¡Vamos a Palacio!”. Y fueron, pero ni siquiera cruzaron el circuito.

“El NAIM en Texcoco es una necesidad del país para salir adelante, no podemos estar con consultas patito, tenemos un proyecto ejecutivo de más de 20 años con vialidades… Morena es el PRI antiguo, no podemos ir al retroceso. Vamos a hacer todo lo necesario para echar atrás su consulta patito, ilegal y anticonstitucional. Vamos a juntar firmas”, aseguró Francisco Javier Chavarría, de la Alianza por México Todos Somos Uno.

Trabajadores y ejidatarios

Aunque eran los menos, en el contingente participaron profesionistas que actualmente trabajan en las obras del NAIM y que no saben qué pasará con su empleo a partir del 1 de diciembre.

Es el caso de una mujer que trabaja como supervisora de obra y a quien ya le avisaron el término de su contrato después de dos años. En entrevista con proceso.com.mx, dijo que el año pasado se quedó sin casa por el sismo del 19 de septiembre y tuvo que comenzar a rentar. Ahora también se quedará sin empleo.

“Vine a manifestar mi rechazo. No estoy de acuerdo con la cancelación. El presidente electo no pensó en los trabajadores. ¿Él nos va a ayudar a pagar la renta, la comida? Hay muchos trabajadores de comedores, vigilancia. Todos se van a quedar sin trabajo”, dijo.

Incluso, comentó que, en la obra, los servicios médicos han atendido crisis de ansiedad por la incertidumbre que viven los trabajadores.

Unos 150 ejidatarios de San Salvador Atenco se incorporaron en la marcha porque “nosotros sí queremos el desarrollo”. En entrevista, José Alejandro Santiago López, presidente del comisariado ejidal de Atenco, contó que en el intento del expresidente Vicente Fox de hacer el aeropuerto en ese municipio, el gobierno quería comprarles a 7.20 pesos el metro cuadrado de sus ejidos.

Ahora, dijo, se los compraron en 200 pesos y la gente confío porque se iban a generar empleos, obra social, un hospital de especialidades, un politécnico y más beneficios, pero faltan otras y temen que con la cancelación del NAIM en Texcoco no les cumplan, por ejemplo, una escuela de idiomas y otra de aviación para los jóvenes.

“Nosotros sí queremos el desarrollo, el progreso”, dijo y agregó que ya fueron a buscar a López Obrador para que no cancele esos proyectos. De lo contrario, demandó: “que nos indemnice, porque él ya se sentó con los empresarios y con los ejidatarios, ¿cuándo? O que nos regresen nuestras tierras”.

Comentarios