Más de seis mil migrantes salen de Guadalajara rumbo a Nayarit

El paso de migrantes por Guadalajara. Foto: AP / Marco Ugarte El paso de migrantes por Guadalajara. Foto: AP / Marco Ugarte

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Habilitado como albergue durante tres días, el auditorio Benito Juárez cerró hoy sus puertas después de dar cobijo a 6 mil 11 migrantes, a quienes ofreció alimentos, servicios de salud y orientación migratoria.

La madrugada de este martes, a bordo de 62 camiones que rentó el gobierno del estado, un grupo de centroamericanos dejó el albergue y se dirigió a Nayarit. El último contingente partió después de las 14 horas hacia ese mismo estado.

De acuerdo con el registro realizado por las autoridades, la mayoría de los migrantes provenían de Honduras, pero también había ciudadanos de Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Bolivia, Belice, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y Venezuela.

La Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco detalló que de los 6 mil 11 migrantes, 3 mil 955 son hombres, mil 154 mujeres, 495 niños y 407 niñas.

Según el Centro de Mando, en total se brindaron 791 atenciones médicas, mientras que Coesida Jalisco proporcionó 7 mil preservativos y mil 500 medicamentos de salud reproductiva.

En la atención a los migrantes participaron 729 funcionarios públicos del gobierno estatal, de este municipio y de Zapopan, así como 500 voluntarios de la Federación de Estudiantes Universitarios, FM4 Paso Libre y sociedad civil.

Por la mañana, Pueblo Sin Fronteras denunció que el secretario general de Gobierno, Roberto López, incumplió con su palabra de trasladar a los centroamericanos hasta Ixtlán del Río, Nayarit, en los camiones que rentaron para dicho propósito, y que los dejaron a 90 kilómetros de distancia, en la caseta de El Arenal.

Por ello, responsabilizaron al gobierno de Jalisco “de cualquier agresión, accidente o percance que suceda en el tramo entre la Caseta de El Arenal sobre la autopista Guadalajara-Tepic y el punto cerca de Ixtlán donde los transportes nos esperan para llevarnos al estado de Sinaloa”.

En su cuenta de Twitter, el gobernador Aristóteles Sandoval respondió que “las versiones que señalan que se habría comprometido traslado hasta Nayarit son inexactas. El gobierno de Jalisco no puede comprometerse a realizar tal movimiento sin consultarlo antes con el estado vecino de Nayarit y autoridades migratorias”.

Añadió: “Durante su trayecto, miembros de #CaravanaMigrante que estuvieron en Jalisco seguirán recibiendo apoyo y resguardo. He dispuesto el acompañamiento hasta los límites con Nayarit con unidades médicas y de seguridad”.

En el albergue quedaron cientos de colchonetas, cobijas, ropa y zapatos, así como alimentos, papel higiénico y agua.

Cuando la reportera preguntó al personal de aseo que harían con las cobijas y la ropa, respondieron que tenían la orden de tirarlas a la basura.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso