La diputada Sandra Simey y su reforma a la Ley de Cine

La diputada Sandra Simey toma una selfie tras encuentro con funcionarios culturales e integrantes de la comunidad cinematográfica. Foto: Tomada de Twitter @ssimey La diputada Sandra Simey toma una selfie tras encuentro con funcionarios culturales e integrantes de la comunidad cinematográfica. Foto: Tomada de Twitter @ssimey

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La diputada Sandra Simey Olvera Bautista, del grupo parlamentario de Morena, presentó una reforma al artículo 37 de la Ley Federal de Cinematografía para que en el Comité Técnico del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) “se incluya a diversos sindicatos y no siempre sea el mismo”.

El Fidecine es un fideicomiso federal para la producción, postproducción, distribución y exhibición de largometrajes (de 75 minutos o más) de ficción o animación mediante la inversión de capital de riesgo o la prestación de créditos.

La legisladora cree que esta propuesta también causará discusión. Y es que en las últimas dos semanas desató polémica, “mucho ataque a mi persona”, y preocupación en la comunidad cinematográfica por su iniciativa de reformar el artículo 189 y derogar el 190 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta para ampliar este estímulo fiscal a otras expresiones culturales, repartiendo entre todas 800 millones de pesos, si bien el perjudicado iba a ser el séptimo arte al reducir su monto de 650 millones de pesos, logrado con muchos esfuerzos.

Dicha iniciativa la enlistó el 18 de octubre pasado en la Cámara de Diputados, aclara, “mas no fue presentada”, pero la va a intercambiar, “porque si la retiramos va tardar mucho en pasar a tribuna”; en su lugar, anunciará reformar el artículo 37 de la Ley Federal de Cinematografía.

La iniciativa primera se va a modificar, resalta, con la ayuda de la comunidad cinematográfica y las Comisiones de Cultura de las cámaras baja y alta. La legisladora narra:

“El pasado jueves 8 de noviembre nos reunimos con varios miembros del cine, como María Novaro, próxima directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine); Ernesto Contreras, presidente la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC); Víctor Ugalde, presidente del Observatorio Público Cinematográfico Rafael E. Portas, y el diputado Sergio Mayer, titular de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, entre otros. Ya cambiaron varias cosas. El ánimo ya estaba menos tenso, porque ellos, con sus razones, estaban preocupados por este asunto”.

–Entonces, ¿se modifica esa primera idea de reformar el 189 y 190 del Impuesto Sobre la Renta?

–Sí. Ahora que ya contamos con la opinión del sector del cine más la opinión oficial y técnica de la Comisión de Cultura, se va a corregir. Y todavía no está presentada, muchos tenían la idea y la incertidumbre de que se iba a votar. Ni tampoco se halla en la Comisión de Hacienda, hubo muchas especulaciones, está sólo enlistada, y no es conveniente bajarla, por los turnos, estamos muchísimos diputados en espera de varias iniciativas, ahorita que está el proceso de los presupuestos, queremos abordar el caso del cine, pero igual que a las otras disciplinas se les puedan dar su recurso.

–Usted expuso en el documento que “durante los últimos años se ha apoyado en demasía a la industria cinematográfica”, incluso mencionó que el estímulo fiscal para la cinematografía nacional es de 650 millones de pesos, y proponía 800 millones de pesos para repartirlos en todas las áreas culturales, lo cual reduciría la partida al cine, ¿qué pasó ahí?

–Es cierto que el recuso no alcanza para nada en diferentes áreas. También decían que no es lo mismo la danza que el teatro, pero ellos también merecen un incentivo más fuerte de lo que se les ha dado. Los logros ganados en el cine es un esfuerzo de años y no se los queremos quitar, sería contraproducente, pero hay que poner en foco las demás artes.

“Esperamos que la iniciativa tenga los cambios en mes y medio. El tiempo apremia. El nuevo documento lo presentamos y ahí tendríamos que cabildear, debatir con la Comisión de Hacienda para que pueda aprobarse, y lo que queremos es este parlamento que se dio de manera natural, sin más preámbulos, ahí estoy atendiendo a las solicitudes.”

El otro cambio
La modificación a Le Ley Federal de Cinematografía fue dada a conocer el jueves 15 de noviembre.

El articulo 37 de esta legislación dice:

“El fideicomiso contará con un Comité Técnico que se encargará de evaluar los proyectos y asignar los recursos.
“Dicho comité se integrará por: Un representante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; uno del Instituto Mexicano de Cinematografía; uno por la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas; uno del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica de la República Mexicana, uno de los productores, uno de los exhibidores y uno de los distribuidores, a través de sus organismos representativo”.

–¿En que consiste la transformación?

–De hecho esa platica con el gremio del cine nos funcionó, surgieron muchísimas dudas e inquietudes y ellos argumentan que en necesario actualizar la Ley Federal de Cinematografía, pero debemos ir paso a paso. De esos representantes del Comité Técnico, la modificación consiste en que ya no existe sólo un sindicato, ahora hay más de quince sindicatos y agrupaciones de trabajadores del cine, y queremos abrir el abanico para que todos los trabajadores ,y no solo un sindicato, estén involucrados. Lo que vamos a proponer es que en esta toma de decisiones participen todos los sindicatos que ahora se han creado y que obviamente elijan a un representante entre todos y no que sea siempre la misma persona, y aquí sabemos que van a surgir nuevas criticas, quizá por el Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica que ha estado siempre y nosotros estamos en la cuestión de la apertura y la inclusión de todos los organismos, de todos los trabajadores. Ese jueves les comenté de dicho cambió en corto y les pareció un ejercicio muy bueno”.

En torno a la directora de cine María Novaro, como futura funcionaria, comenta:

“Es importante que trabajemos en conjunto.. Lo platicamos bien y quedamos en organizar una reunión con diferentes representantes del cine y la Comisión de Cultura del Senado y la Cámara de Diputados para incluir las propuestas que tengan”.

–¿La cultura es una herramienta esencial para salvar al país?

–Creo que es una forma para reconstruir este tejido social, pero no se va a logra de la noche a la mañana, es un proceso largo.

“Yo propuse la Ley de Mecenazgo Cultural en Hidalgo y no pasó. Existe en Jalisco y Nuevo León. Se reguló el mecenazgo destinado a incentivar la participación en el financiamiento de proyectos culturales. Mi idea es promover esa ley a nivel federal. Para que así les den el recurso necesario y no de poquito y poquito”.

Inna Payán

La productora Inna Payán destaca a este medio informativo:

“La comunidad cinematográfica está de acuerdo en que se estimulen a otras manifestaciones culturales y artísticas, pero no a costa de mermar la cinematografía, que debe de ser considerada como una industria estratégica dentro de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, debido a que genera crecimiento y desarrollo económico, cultural y social además que atrae turismo e inversión extranjera.

“Nuestra cinematografía construye narrativas y representa nuestra identidad en un contexto altamente competitivo frente a producciones extranjeras. Nuestro cine tiene a veces la función de cohesión social”.

Enfatiza:

“Me gustaría que el nuevo gobierno tenga verdadero conocimiento y propuestas para llevar a cabo el mejor desarrollo de todas las expresiones culturales y artísticas y las tomé como un factor estratégico para el cambio que debe de tener el país para que desaparezca la violencia y la inseguridad que vive México, así cómo la formación de nuevas generaciones que hagan un país incluyente y sin corrupción”.

Ernesto Contreras

El director de cine Ernesto Contreras, titular de la AMACC, rememora que el Eficine se creó en 2006 “y que gracias a eso se permite que los contribuyentes aporten recursos a producciones cinematográficas de México, y finalmente se convirtió en un modelo muy exitoso que ha incrementado la realización de películas nacionales, a tal grado que el año pasado se crearon 176”.

–Ante el sinnúmero de premios que ha recibido la cinematografía mexicana y que se haya elevado la producción, ¿se puede hablar ya de una industria?

–Todavía no. Me parece que son varios factores los que están ahí pendientes. No puede haber industria mientras no arreglemos el asunto de la exhibición, mientras no haya una competencia justa, no haya igualdad de condiciones para todas las películas –y no sólo del cine mexicano, sino del cine europeo, el argentino, en fin.

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More