A la llegada de AMLO, sindicato amaga con el cierre de la mina Buenavista del Cobre

La mina Buenavista del Cobre, de Grupo México. Foto: Milton Martínez La mina Buenavista del Cobre, de Grupo México. Foto: Milton Martínez

HERMOSILLO, Son. (apro).- La sección 65 del Sindicato Nacional Minero amagó con el cierre de la mina Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México, cuando Andrés Manuel López Obrador asuma la Presidencia del República, el 1 de diciembre.

La determinación de la toma de la empresa fue una decisión de la asamblea general a la que asistieron 600 integrantes del sindicato comandado por Napoleón Gómez Urrutia.

El portavoz de la sección 65, Antonio Navarrete, detalló que previo al desfile del 20 de noviembre se convocó a la asamblea y se resolvió que al menos dos mil sindicalizados, de diversas secciones, participarían en ese cierre minero.

Navarrete añadió que la toma tiene como objetivo el fin a la huelga que inició el 30 de julio de 2017, por violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo, y en demanda de mejores condiciones de seguridad e higiene, así como la atención médica adecuada para los mineros y exmineros.

Desde entonces han transcurrido once años, cuando más de mil 100 trabajadores optaron por la huelga y a la fecha en esa lucha laboral se encuentran 650 mineros, 27 de los primeros han fallecido y el resto aceptó la liquidación ofrecida por el gigante cuprífero, Grupo México.

“En este movimiento contaremos con el respaldo de las secciones 298 de Nacozari, 207 de Esqueda y la fracción de Agua Prieta, además estamos convocando a delegaciones de representantes de los afectados por el derrame del Río Sonora y a los sindicatos independientes”, destacó el portavoz minero.

Y luego concilió: “Del nuevo gobierno federal esperamos que no nos agreda, ni que utilice al Ejército por defender nuestros legítimos derechos”.

En la asamblea minera se decidió que más de dos mil mineros bloquearán el acceso a la puerta 1, la principal, y la entrada a los departamentos de concentradora 2 y a las oficinas de dirección de la empresa.

Paralelamente, otro grupo cerrará la puerta 2, que conduce a los talleres de áreas de nueva creación y a la puerta 10, la más transitada por los trabajadores.

El más reciente cierre minero de Buenavista del Cobre a manos de los sindicalizados se dio el 16 de marzo de 2015 cuando se valieron de unas 500 personas afectadas por la contaminación en los ríos Sonora y Bacanuchi, luego del derrame de más de 40 millones de litros de cobre, ocurrido en agosto de 2014.

Aquella tarde de domingo, cerca de las 12:45 horas, los inconformes, quienes se autonombraron Frente Unido contra Grupo México, cortaron el suministro de agua y tomaron las instalaciones de rebombeo “Los Patos”, de aproximadamente tres hectáreas, de donde se extrae agua de 90 pozos para consumo humano y se utiliza para el riego de lixiviados en la producción del cobre.

“No venimos a pedir limosna, señores… Queremos la limpieza total de nuestro río y el pago inmediato de los daños”, expresó en aquella ocasión la líder social de Baviácora, Martha Patricia Velarde.

La madrugada del dos de junio de ese mismo año, los integrantes del Frente bloquearon los accesos 2, 5 y 10 de la mina Buenavista del Cobre.

En su trayecto a la mina, los más de 600 manifestantes incendiaron una patrulla de Protección Federal, dos automóviles particulares y dos casetas de vigilancia.

Y, el 25 de julio, unos cuatro meses de la toma al centro de rebombeo llamado “Los Patos”,   Alrededor de 140 granaderos de la Policía Federal Preventiva (PFP) recobraron para la mina Buenavista del Cobre las instalaciones hidráulicas.

En aquel operativo también participaron patrulleros, rescatistas y operadores de retroexcavadoras.

Comentarios

Load More