Lujosos LP “50 años” de Hendrix, Kinks, Rolling, Faces…

La edición especial de "Jimi Hendrix Experience: Electric Ladyland". Foto: Tomada de authentichendrix.com La edición especial de "Jimi Hendrix Experience: Electric Ladyland". Foto: Tomada de authentichendrix.com

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mientras buena tajada de los viejos fans de Los Beatles consideran mera avaricia comercial el relanzamiento del Álbum Blanco, a medio siglo de su grabación, otros cuatro importantes discos LP del rock hecho en Inglaterra durante aquel agitado 1968 salen a través de diferentes ediciones Super Luxe 50 Aniversario, para gozo de sus productores.

Uno de dichos paquetes pertenece al legendario trío The Jimi Hendrix Experience; el segundo, a Los Kinks, de los hermanos Ray y Dave Davies; el tercero, a los satánicos Rolling Stones –aún con Brian Jones–, recién anunciado; y finalmente se espera pronto la caja mágica del cuarteto Small Faces, formado por Ronnie Lane, Steve Marriott, Ian McLagan y Kenny Jones.

Destaca el memorable disco doble Electric Ladyland (puesto a la venta hace medio siglo por Reprise Records, el 16 de octubre de 1968 y producido por el mismísimo Jimi Hendrix), cuya portada ahora corresponde a una bonita foto a color que tomó Linda McCartney a la tríada del guitarrista gabacho y compinches (el bajo Noel Redding, y el bataca Mitch Mitchell), más niños en la estatua de Alicia en el País de las Maravillas de Central Park, Nueva York.

Se trata de un cofre de lujo que puede adquirirse ya sea en tres discos compactos o seis LPs, con su respectivo video Blu-ray (del documental The Making of Electric Ladyland), incluyendo el álbum doble original remasterizado de las cintas análogas (esta vez por Bernie Grundman). También trae las grabaciones Electric Ladyland: The Early Takes, las cuales contienen tomas de estudio y sorpresotas “no profesionales” de aquella época de Hendrix en su madriguera, aparte de una mezcla nueva a sonido 5.1 del álbum completo por el ingeniero Eddie Kramer.

Quizá lo más peculiar de este paquete hechicero sea la grabación pirata en vivo de Jimi Hendrix Experience: Live At the Hollywood Bowl 9/14/68, concierto realizado a dos días de ver la luz Electric Ladyland en el mercado. Por último, hay un libro de 48 páginas con copias de las letras, poemas e instrucciones sobre el álbum, escritas a mano por Hendrix, así como fotos de las sesiones capturadas por la cámara del mismo Eddie Kramer.

Qué verde era mi valle…

Al cumplirse cinco décadas del álbum The Village Green Preservation Society, de Los Kinks (uno de los grupos y discos más amados de los rockeros por ser ejemplos de cómo viajar sonrientes a contracorriente en temporales de revuelta, fusiles y racismo), el periodista Ken Sharp, de la publicación Rock Cellar, describió el singular cajón de los Davies en el 50 aniversario, así:

“Celebrando su cumpleaños especial, nos llegan las variadas configuraciones de este álbum atemporal (dos CDs o dos LPs de vinilo), en tanto que una atractiva edición de Super Deluxe viene cocinada con bonos seductores: un lujoso libro informativo compilado en pasta dura, imágenes curiosas y un espléndido ensayo breve de Pete Townshend (de The Who). Siete discos sencillos en vinilo de 7 pulgadas, con reproducciones de las portadas originales de las canciones ‘Days’ / ‘She’s Got Everything’, ‘Starstruck’ / ‘Picture Book’ y ‘The Village Green Preservation Society’ / ‘Do You Remember Walter?’, amén de un bonche de souvenirs.

“La edición Super Deluxe incluye el álbum original, tanto en mono como estéreo; discos sencillos, cortes en vivo, sesiones de la BBC, lados B, fragmentos de entrevistas, respaldo instrumental de piezas, versiones alternativas, cintas de muestra y material nunca antes visto que resultará todo un maná para cualquier acólito de Los Kinks o un equis diletante musical.”

El amistoso compositor histriónico del grupo, Ray Davies, declaró para el magazine Rock Cellar:

“Creo que The Village Green Preservation Society es acerca del final de una era personalmente para mí, en mi vida. En mi villorio imaginario. Es el terminar de nuestra inocencia, de nuestra juventud. Algunas personas están muy viejas, pero en Village Green (‘Villa verde’) no te es permitido crecer. Siento que el proyecto mismo como una parte de un ciclo de vida.

“Por supuesto, cuando el álbum salió esperaba que fuera un éxito masivo, pero no sucedió así, y tal vez eso haya sido bueno. Algunas veces las cosas tardan, de tal modo que las personas deben reflexionar más sobre ellas y digerirlas. Es como la sabiduría, no se da de manera instantánea; la sabiduría es un proceso que vamos acumulando. El álbum es para ir creciendo con él. Y también me divertí bastante trabajando luego los LP Arthur y Muswell Hillibillies. Son discos de algún modo ligados a Village Green, en su fase siguiente. Hay un elemento del álbum que es como tu secretito, pues es íntimo. Gira en torno a nuestros sentimientos de madurar y sobre nuestra familia, son relatos personales y emocionales de la gente en este imaginario del Villa verde.”

Entre las influencias de Los Kinks entonces, Dave citó al gabo sureño Hank Williams; Bert Weedon y Davey Graham. ¿Alguien los reconocerá?

Banquete de vagos

Este 16 de noviembre, al tiempo que la banda de Los Rolling Stones se preparan para una gira, se dio a conocer la edición limitada de vinilo con las diez (magníficas) piezas de su propio “álbum blanco”, Beggars Banquet de 1968, cuyas versiones se pueden escuchar en CD y Spotify.

Traducido como “Banquete de vagabundos”, el álbum abre con la personificación satánica de Jagger en “Simpatía por el diablo”, a ritmo de samba brasileira; y doblemente, pues viene la versión extra en sonido monaural (disco de portada mostrando aquel excusado célebre de la contraportada original, rodeado de grafiti a colores). El paquete porta un disquito en plástico flexible donde se escucha una entrevista con Mick Jagger… Y nada más. Ninguna versión extra. Ni un recuerdo fílmico de One Plus One, filmada por Jean-Luc Godard, quien los acompañó de gira aquel año cuando Los Rolling Stones se convirtieron en sucesores de Bob Dylan como portavoz de la protesta juvenil, gracias a su rola “Street Fighting Man”.

Caritas y gabachos

The Small Faces (“Caritas”) fue un conjunto londinense formado por Steve Marriott (cantor, guitarrista), Ronnie Lane (bajo, vocalista), Ian McLagan (organista) y Kenny Jones (batería), germen de la formación que posteriormente devino en el conjunto Faces, con el popular Rod Stewart y don Ron Wood.

En febrero de 1967, Los Small Faces grabaron su primer álbum homónimo en la compañía disquera Inmediate Records que Andrew Loog Oldham, manager de Los Rolling Stones, acababa de fundar. Al año siguiente, su LP de 33 R.P.M. Ogden’s Nut Gone Flake (presentado en una cubierta redonda, cual rara lata de tabaco para pipa) alcanzó la cumbre en la lista de grabaciones más vendidas en Inglaterra durante el verano de 1968.

Relanzado infinidad de veces a lo largo de 50 años, y al menos por siete ocasiones en formato de CD, este álbum se espera salga en una caja especial por su medio siglo al agonizar el 2018 ó comenzar 2019, completo, con la mezcla original en sonido mono. McLagan dijo a Jeff Slate, de Rock Cellar:

“Estábamos en el grupo siguiéndole los pasos a Los Beach Boys, Los Beatles y a los Stones. Brian Wilson y Los Beatles habían dejado de presentarse, Los Stones se habían tomado un descanso y nosotros en el grupo hicimos lo mismo. Luego, en los estudios IBC, donde habíamos grabado nuestras primeras pistas, sólo contábamos con grabadora de cuatro canales. No podíamos hacer gran cosa. Pero una vez que nos pasamos a los estudios Olympic, con una grabadora de ocho carriles, no dábamos crédito. Sentimos que podríamos crear cualquier onda, y el sonido fue mejorando y creciendo. Y nuestro productor, Glyn Johns, se sentía a sus anchas y muy a gusto.”

13 rolas quedaron plasmadas en aquel álbum de ruidoso regocijo pastoral. Para concluir, mencionaremos a los gabachos; por ejemplo, la caja especial que se publicó en septiembre con el primer álbum de Las Puertas y su Rey Lagarto de Florida, el inmortal Jim Morrison: Waiting For The Sun.

Esta colección de dos CD o un LP de vinilo atrapa una nueva versión de la mezcla original en estéreo, recreada por el ingeniero de Jim Morrison y Las Puertas, Bruce Botnick. El paquete cuenta asimismo piezas inéditas, nueve con material en bruto de las sesiones de grabación y cinco rolas en directo de una tocada de 1968 en Copenhague, Dinamarca. 50 años no es nada, ¿verdad?

Otras gemas en edición Super Deluxe igual han sido recicladas para iluminar a las nuevas generaciones de neófitos: The Band: Music from Big Pink (1968); The Grateful Dead: Anthem of the Sun (1968); Bob Dylan: More Blood, More Tracks: The Bootleg Series Vol. 14 (1974)…

Cierto: Para quienes disfrutamos de estas joyas de discos LP en su momento climático, no hay nada nuevo bajo el sol a excepción del altísimo precio que hoy duele desembolsar por unas cajotas dizque mágicas. En 1968, cada disco LP mencionado no alcanzaba la cifra de 100 pesos mexicanos. Sin embargo, aquellos involucrados en la mezcla de tan viejas destilaciones presentadas en odres nuevos, el resultado vale la pena saborear…

¿Debemos, pues, pagar tanto dinero por un trabajo que –nos aseguran los doctos ingenieros de sonido– ha sido amoroso, delicado, venerable? La respuesta, cantó el jefe del folk, está en el aire. Oigámosla.

Comentarios

Load More