La PF y el INM interceptan sexta caravana de migrantes en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Unos 250 migrantes, la mayoría de ellos salvadoreños, ingresaron esta mañana a México, pero fueron interceptados por elementos de la Policía Federal (PF) y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), entre Suchiate y Metapa de Domínguez, para llevarlos por la fuerza a la estación migratoria Siglo 21 de Tapachula.

Luego de cruzar el Río Suchiate, migrantes que conformaron hoy la sexta caravana que busca llegar a la frontera norte para ingresar a Estados Unidos, se enfilaron sobre la carpeta asfáltica para recorrer los más de 35 kilómetros hasta Tapachula.

Con banderas de El Salvador y Honduras por delante, los migrantes fueron interceptados por cientos de elementos de la Policía Federal y del INM, quienes les pidieron detener su camino y abordar los camiones que estaban a su disposición.

“No pueden avanzar más, están de forma irregular. Pidan asilo, pidan refugio y con todo gusto los vamos a apoyar”, les dijo un agente que habló con los líderes que iban a la cabeza del contingente.

“Estamos para apoyarlos, pueden entrar al país, pero forma ordenada y segura”, les reviró el agente.

“Nosotros no queremos refugio, nosotros queremos pasar para el norte. Nosotros no queremos hacerle daño a nadie”, le respondieron.

“La única forma de que pueden ingresar al país es de forma regularizada, ordenada y segura, de otra forma no podrán avanzar. Espero que nos acompañen a la estación migratoria”, insistió el agente.

“¿Por qué a la otra caravana si los dejaron avanzar? También nosotros tenemos derecho. Nosotros sólo vamos de paso. Nuestra intención no es quedarnos aquí ni quitarles trabajo a los mexicanos ni nada”, decía otro migrante.

“Ustedes nos van a deportar, no podemos regresar a nuestro país, allá nos van a matar”, dijo otro.

“Todos tienen derecho a pedir refugio en nuestro país, acá les vamos a hacer el trámite, nadie será deportado”, insistía el agente.

Los migrantes intentaron pasar evadiendo a los uniformados, sin embargo, empezó la redada y de forma forzada fueron detenidos y llevados a los camiones, algunos más subieron por su propia voluntad.

Los migrantes fueron llevados en cinco autobuses dispuestos para ellos a la estación migratoria Siglo 21 de Tapachula, donde les tomarán sus datos generales y les llenarán el formato de solicitud de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) de la Secretaría de Gobernación.

Después serán llevados a un albergue donde podrían esperar hasta 45 días para saber si les aceptaron o no dicha solicitud.

Comentarios