La CEM anuncia la creación de un equipo para detectar y prevenir la pederastia

Obispos en la sede del Episcopado Mexicano. Foto: Especial Obispos en la sede del Episcopado Mexicano. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) anunció este miércoles la creación de un Equipo Nacional para la Protección de Menores, que estará integrado por obispos, sacerdotes y laicos independientes y especializados en la materia.

El grupo estará bajo la coordinación de la secretaría general de la CEM, a cargo del obispo auxiliar de Monterrey, Alfonso Gerardo Miranda Guardiola.

En un comunicado, el órgano religioso puntualizó que dicho equipo se encargará de prevenir, detectar, apoyar y atender aquellos casos de abuso sexual infantil en el ámbito eclesial, particularmente en el diocesano.

“Se deberá trabajar incansablemente bajo la exigencia del Papa Francisco expresada en ‘la tolerancia cero’ y en el ‘nunca más’ a la cultura del abuso, así como al sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse, promoviendo instancias de diálogo y constructiva confrontación para caminar hacia una cultura del cuidado y protección”, afirmó Miranda Guardiola.

Los obispos dijeron estar conscientes de las graves consecuencias del abuso sexual infantil en México y de la enorme responsabilidad que las instituciones eclesiásticas tienen en la prevención y atención de este fenómeno.

El equipo multidisciplinario también se encargará de elaborar y mantener actualizadas las políticas, protocolos y/o manuales institucionales para la prevención y atención del abuso sexual infantil.

Además, ofrecerá apoyo a los obispos para la implementación de dichos instrumentos, según las circunstancias particulares y la realidad de cada Diócesis, coadyuvando para la integración y formación de los equipos diocesanos de protección de menores.

También se dará a la tarea de diseñar estrategias para la creación de ambientes seguros para menores de edad, conforme a los estándares nacionales e internacionales, así como la legislación aplicable.

De igual manera, implementará talleres, seminarios de capacitación y mecanismos de certificación para presbiterios, equipos de formadores en seminarios y agentes de pastoral que tengan contacto con menores de edad.

De la mano de instituciones especializadas se pretende ofrecer y desarrollar programas o materiales formativos para menores de edad y sus familiares, a fin de capacitar en la prevención y atención del abuso sexual.

Además, se brindará asesoría jurídica, canónica y psicológica a obispos y a sus equipos pastorales, para la atención integral de casos de abuso sexual infantil cometido por clérigos, incluida la necesaria atención a las víctimas de éstos.

En México, el caso más emblemático en el tema fue el de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo. Desde entonces se han dado a conocer más de 500 casos de abuso, de acuerdo con Athié Gallo, exsacerdote de la Arquidiócesis de México que se dedica a investigar estos datos.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso