Mujeres indígenas de Chiapas rechazan Tren Maya; piden consulta

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Mujeres indígenas de Chiapas fustigaron y rechazaron hoy la consulta ciudadana promovida por el gobierno en transición de Andrés Manuel López Obrador, pues violenta el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al no informar y consultar primero a los pueblos y comunidades indígenas por donde pasara el megaproyecto del Tren Maya.

En el marco del Día Internacional para la Eliminación de todo tipo de Violencia contra las Mujeres, activistas y miembros de organizaciones sociales de Chiapas, marcharon en San Cristóbal de Las Casas y en Tuxtla Gutiérrez, para exigir un alto a la “violencia feminicida” que se vive en la entidad y que se ha agudizado en los últimos años ante la omisión de las autoridades en sus tres niveles de gobierno.

En Tuxtla y en San Cristóbal, las mujeres portaron pancartas y consignas para manifestar así su repudió a las agresiones hacia las mujeres en la entidad, sin embargo, fue en esta segunda ciudad donde la mayoría mujeres indígenas, se pronunciaron además por todo tipo de embestidas que agravian a los pueblos originarios y que atentan contra la vida y la seguridad de las comunidades mayas de la región.

Más de un millar de mujeres, marcharon varios kilómetros desde la Unidad Administrativa ubicada al sur de la ciudad, hacia la plazuela de la catedral de San Cristóbal de Las Casas para exigir que se frene la violencia que también se desata desde el propio gobierno.

Específicamente se refirieron a la consulta ciudadana promovida por el gobierno en transición de López Obrador y señalaron que “estas acciones que está realizando el nuevo gobierno, pretenden dar continuidad a la dominación, despojo y represión que nos han querido imponer desde hace muchos años”.

“Por tanto, no creemos en el discurso de bienestar y desarrollo a favor de nosotros las mujeres y de nuestros pueblos. Tenemos claro que seguirán buscando controlar y arrebatarnos nuestros territorios. Porque las ideas de desarrollo y mercantilización de la tierra y el territorio, seguirán estando presentes en este nuevo gobierno, sin importar las violaciones a los derechos humanos, poniendo en riesgo la vida de todo ser vivo”, dijo la oradora en el mitin.

Y agregó: “Como ejemplo de ellos tenemos la consulta que realizó el gobierno de transición este 24 y 25 de noviembre a nivel nacional sobre el Tren Maya y otros proyectos. Sin embargo, este proceso no respetó tratados y convenios internacionales en materia de derechos humanos como el Convenio 169 de la OIT, ya que la población directamente afectada por este mega proyecto no fue previamente informada”.

Indicó que antes de que existiera este megaproyecto no se les consultó a los pueblos y comunidades de esta región mayense. Y que tampoco se les hizo del conocimiento el estudio de impacto ambiental, mucho menos de los beneficios que traerá para ellos este Tren Maya.

“Por lo tanto confirmamos nuestro repudió a este y otros megaproyectos del nuevo gobierno que sólo transgreden nuestra cultura ancestral, nuestros sitios sagrados, manantiales, la biodiversidad milenaria y la cosmovisión que tenemos de la tierra y el territorio como pueblos nativos de México y originarios de este país”.

Sebastiana López Ruiz, originaria del pueblo de Peña Limonar, una comunidad indígena de la región norte del estado, entre Palenque y Ocosingo, señaló en entrevista que estos megaproyectos agravian a los intereses de los pueblos originarios mayenses de la zona.

La mujer que forma parte del coletivo de Xi´nich (hormiga, en lengua indígena), expuso que el gobierno de López Obrador parece que será igual o peor que los gobiernos que hemos tenido, pues sin consultar directamente a los pueblos afectados por este Tren Maya, está poniendo ahora a consulta de todos los mexicanos un megaproyecto que sólo ellos podrían sufrir.

Eldaí Álvarez Sánchez, originaria de la comunidad Egipto, hablante de la lengua mayense chol, señaló hoy que este megaproyecto obvió por parte del gobierno federal la opinión de los pueblos originarios, los cuales no han sido informados y que López Obrador da por sentado que este megaproyecto será bien recibido y aceptados por todas las comunidades de la región.

La joven mujer indígena de la zona norte del estado, expuso que no se ha tomado en cuenta a las comunidades indígenas y que la consulta sólo se enfocó a los grancdes centros urbanos y no llegó hasta las comunidades y pueblos originarios.

Comentarios